Redacción Médica Ecuador

Lunes, 11 de diciembre de 2017
13:43
Medicina de calidad
'Complicaciones por la falta de tiempo en la consulta médica'


Jueves, 29 de junio de 2017, a las 00:08
Álvaro Manuel Quinche Suquilanda, Médico Familiar.

Como médicos día a día nos encontramos con casos y realidades distintas de prevención, y morbilidad, que afectan a la población en general, en los cuales nuestra pericia y conocimiento aprendido en las aulas educativas y por autoaprendizaje se deben poner en manifiesto, pero que sucede cuando esta capacidad propia de una consulta médica se ve inhibida por causas ajenas, el presente  artículo de opinión constituye un pensamiento del diario vivir no solo propio, sino a mi parecer de una gran parte del conglomerado médico encargado de mantener la salud del pueblo.

La consulta médica en forma privada dura un aproximado en nuestro país de 35 a 40 minutos, la cual tiene la capacidad por si sola de dar seguridad al paciente, y el mismo se siente más conforme, y por lo regular bien atendido, pues se realiza la historia clínica completa y se alcanza un gran porcentaje de precisión en el diagnóstico y eficacia en el tratamiento ya que en este escenario el médico se concentra solo en la atención de la enfermedad del paciente sin mucho tramite y papelería, entonces cabe la siguiente pregunta: ¿Entonces el paciente público, siempre estará con mayor riesgo de no ser diagnosticado a tiempo, o de no ser tratado con la misma precisión que en una consulta privada, y de carecer del importante aspecto psicológico entre médico y paciente? Pues la respuesta es sí.

En las unidades operativas de salud pública, inclusive en la consulta hospitalaria, nos falta del tiempo para hacer un abordaje más profundo, e  integral,  lamentablemente con 15 minutos o en algunos casos 20 que se designan para el control médico a cada paciente se ve afectada la valoración en todo el contexto de su majestad el paciente, pero mucho más aun cuando a estos escasos 20 minutos se le dedican casi 12 a 14 llenando matrices y plataformas de información que posteriormente la misma información deba ser transcrita en la historia clínica de la misma consulta, formatos que los médicos tenemos la obligación de cumplir bajo presión, particular que aumenta radicalmente el número de atenciones médicas por año que aproximadamente son de 10 millones de un año a otro, pero a su vez disminuye notablemente la calidad de la atención.


Desde el 2013 se implementó en nuestro país una norma de atención médica en la que se indica que son 15 minutos mínimos de atención para control médico, llegando a 30 minutos en el caso de atención a niños, adultos mayores y mujeres embarazadas, sin respetarse este tiempo por paciente y ciclo de vida, perdiéndose de esta manera lo que dice el médico estadounidense Patch Adams, señala a viva voz la importancia de dedicarle tiempo al paciente. El cual en su artículo dice que en su instituto (Gesundheit), la primera cita dura mínimo tres horas, siendo el tiempo el propicio para establecer una buena conexión médico-paciente.

“Los médicos nunca tienen oportunidad de pasar suficiente tiempo con sus pacientes porque el tiempo es dinero”.

En la actualidad se cuenta con instalaciones e infraestructuras de muy buena calidad que permiten al paciente y familiares sentir la comodidad y satisfacción ante un servicio público, cualquiera que sea, salud, educación, etc., En salud, que sería genial que a más de estas particularidades se oferte un servicio de calidad y calidez en todo el contexto de la palabra, permitiendo el tiempo adecuado de atención médica, no basada en número de atenciones sino en calidad de la misma.


Es definitiva de nuestros 20 minutos de atención, necesariamente se destinan más de la mitad al llenado de matrices para transcribir datos estadísticos, solo transcribiéndolos ya que la gran mayoría del personal médico ni siquiera se entera de los porcentajes de una u otra patología diaria, semanal o mensualmente, datos estadísticos que deberían tratarse y estudiarse en conjunto para ver el comportamiento de las enfermedades, sus complicaciones y sus resoluciones, pero a base de los datos en conjunto mas no de su simple transcripción, la estadística según el Doctor Stuart Pocock, uno de los mayores expertos del mundo en estadística y ensayos clínicos, indica que la estadística, es esencial para la ciencia y para la investigación médica en particular. Sirve para planear estudios apropiados y analizar e interpretar los resultados.

Permitiendo saber cuándo se tiene suficiente precisión al estimar las diferencias entre tratamientos y poder hacer una recomendación fiable.

"Sin estadísticas sería muy difícil hacer ningún progreso en investigación médica" (Von & Pocock, 2008). Pero conociendo los datos reales continuamente.

Es decir que la estadística que se practique sería con el objetivo en firme de realizar múltiples estudios investigativos desde los niveles descriptivos, relacionales, exploratorios, predictivos e inclusive llegando hasta niveles aplicativos, y que la información que se obtenga de la diaria labor medica nos permita realizar estudios estadísticos de calidad con buen conocimiento y así provocando en la comunidad médica e inmiscuida en salud el interés por descubrir acontecimientos de nuestras realidades, y no solamente llenar matrices, que a más de hacernos perder mucho tiempo valioso de consulta médica cansan física y mentalmente a cualquier profesional, pienso que el trabajo de recopilación de información debe estar encomendado a otros profesionales que se encarguen de la digitación y la recopilación de la información y que laboren en los centros médicos o bien de otra forma llenar únicamente una sola matriz de la cual se pueda filtrar fácilmente la información requerida, para que de esta manera se beneficie tanto al personal médico como a los pacientes, los cuales esperan según el call center hasta 1 mes para un control médico siendo injusto que esperar mucho tiempo para una consulta de 20 minutos a la cual se le quiten cerca de 10 a 12 y más aún cuando la paciente que se aborda es embarazada o persona adulto mayor a los cuales son cerca de 8 test o matrices las que se deben llenar, siendo los 20 minutos insuficientes para una atención de calidad como nos indica la norma y biblia del médico como es el MAIS ( Modelo de Atención Integral de Salud).

Recuerdo con gran dolor que acudió a consulta una paciente muy carismática que padecía (DMT2 e HTA), por lo cual, al realizar la respectiva exploración física, y realizar la maniobra de Quervain se palpó un nódulo izquierdo de la tiroides, realizándose exámenes de control tiroideo más una ecografía.

Antes de que mi paciente salga de la consulta, que fue de 30 minutos aproximadamente 10 más del indicado y que los tomé del turno del próximo paciente, en la consulta se procedió a realizar una exploración minuciosa y a explicar muchos puntos que tenía dudas tanto el familiar, como ella, acoplando a su vez educación para la salud, al final al momento de despedirse indicó la paciente que es más de un año en el que estuvo por otros sitios pidiendo atención médica para el tratamiento de sus problemas crónicos y que en ningún control le han realizado una exploración general, “ ya que la mayoría pasa escribiendo en la computadora y en la historia clínica”.

Pasados los 8 dias mi paciente llego a consulta para control de los resultados, ya no traía la misma sonrisa contagiosa con la que acudió la primera vez, en esta ocasión ya llegaba sin su esposo, le pregunte ¿como esta?, me respondió “bien doctor solo que cuando me realice los exámenes me dijeron que vaya pronto donde usted que me explicaría mejor la situación” al revisar la ecografía me halle con la novedad que presentaba un nódulo tiroideo “TIRADS IVB” el cual necesitaba el abordaje urgente del médico cirujano para su resolución quirúrgica respectiva,  por lo que tras la explicación del cuadro al cual nos enfrentábamos mi paciente y yo, soltó un desgarrador llanto, que según la guía de cómo dar malas noticias en salud debe permitirse el llanto libre y abierto del paciente para luego ir cubriendo posteriormente las dudas acerca del cuadro médico actual.

Por casos como el presente, que estoy seguro no es el único, pienso que es muy importante la revisión de ciertos aspectos que deben restructurarse en el ámbito de la salud, para beneficio del personal de salud y del mismo paciente, como son el tiempo de consulta es muy corto para hacer una valoración integral, ya que como médico familiar que soy no basta con abordaje individual, sino  familiar e inclusive comunitario para entender de esta manera la magnitud de uno u otro problema, ya que pensar desde lo colectivo los procesos de salud-enfermedad-cuidado necesariamente implica el manejo de  diferentes herramientas y competencias muy distintas a las que se implementan desde lo individual, por lo que el análisis y la interpretación de los datos que se conozcan y no solo se transcriban como un secretario /a, que se generan a partir de la atención de diferentes problemas de salud necesitan un análisis desde una mirada macro que habilite otras formas de entenderlos y la creación de nuevas estrategias de intervención.

Para garantizar una atención medica de calidad los galenos necesitan la mejor herramienta a su favor, que es el tiempo para el abordaje y exploración respectiva, solo así se garantizará una atención de calidad, que debería ser más importante antes de aspirar en presentar  números y más números de consultas en vez de presentar con datos reales y a viva voz estados de satisfacción de pacientes y así mejorar mucho más la relación médico-paciente ya que lo mismo conlleva a una adherencia eficaz a tratamientos y cambios en estilos y modos de vida del individuo, la familia y la comunidad.