Redacción Médica Ecuador

Viernes, 22 de marzo de 2019
16:13
Mi diagnóstico
Mi diagnóstico
Calidad de la inversión en Salud

Por Cristina Coello Duque

Viernes, 27 de enero de 2017, a las 20:08
* Cristina Coello Duque es periodista en Redacción Médica

Sin duda estos 10 años de mandato del Presidente Rafael Correa dejan un balance cuantitativo positivo en el sector salud. Las cifras demuestran un récord de inversión (16 mil millones). No obstante, en una evaluación cualitativa, el resultado deja mucho que desear.
 
 
Han primado las políticas de gratuidad en la Red Pública de Salud y se promovió la afiliación de ciudadanos al Seguro Social. Eso aumentó la demanda de servicios y en consecuencia desbordó la capacidad del sistema.
 
 
Es injusto que un afiliado al Seguro Social, tras aportar por más de 40 años, no pueda ahora realizarse una simple operación de cataratas y seguir siendo un miembro productivo de la sociedad, porque los quirófanos están llenos de pacientes que no han aportado ni un centavo a la seguridad social.
 
 
Ciertamente, como dice la ministra Verónica Espinosa, la salud es un derecho y así como a muchos ciudadanos que nunca accedieron a servicios sanitarios ahora los tienen, otros tantos que sí la tenían, ahora se les ha reducido la posibilidad de acceder a ellos. Por lo tanto, se está incumpliendo ese derecho.
 
 
El sistema tiene fallas imperdonables. ¿Por qué no se organizó de tal forma que aquellos que tenían, por ejemplo, seguridad social, tengan asegurado una atención médica cuando la necesiten? No meses después cuando el afiliado, ya agravado en su dolencia, le genera más gasto público o peor aún, hasta está muerto.
 
 
Si querían ampliar el servicio sanitario en el seguro social, por lo menos debieron aumentar una mínima cuota por cada miembro que desee incluir el afiliado.
 
 
Esa calidad de inversión es la que no comentan quienes defienden la ‘década ganada’. Solo se insiste en que ahora muchos ya tienen servicios, pero también muchos otros deben esperar  meses  para conseguir una  cita, un examen, una cirugía. 
 
 
A  pesar  del  aumento  de plazas en hospitales, faltan esfuerzos  para  reducir  indicadores  clave como la mortalidad materna, la mortalidad  infantil, la desnutrición crónica, el embarazo adolescente, entre otros.
 
 
Y sí, ningún otro gobierno ha invertido tanto en hospitales, centros de salud, equipamiento, medicinas, capacitación médica, etc., etc., pero también, ningún gobierno después de la dictadura ha tenido tanto dinero por venta petrolera como éste. Se esperaba entonces una mejor inversión con verdadera calidad en la atención.

MÁS ARTÍCULOS