Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 18 de octubre de 2017
06:23
Medicina 3.0
Design Thinking y liderazgo en el personal de salud en Ecuador


Jueves, 22 de diciembre de 2016, a las 10:49
* Dr. David Cabrera Vásconez, especialista en Administración de Salud y Seguros

La era post-milenio dio paso a un nivel sin precedentes de mejoras en la salud global.  Los sistemas de salud tienen una compleja adaptación y están constituidos por varios elementos interrelacionados pero que en ocasiones funcionan como entidades holísticas enfocadas a un propósito común.

Una de las tendencias más recientes a nivel global de la comunidad de salud es centrar su sistema en las personas teniendo en cuenta de cerca aspectos de comportamiento personal y social.

Este cambio generacional de la humanidad ha facilitado que empiecen a cambiar los estilos gerenciales de líderes de organizaciones en todas las industrias.

En salud, los líderes a menudo están inseguros de cuándo o dónde empezar los cambios en sus empresas, más aun cuando la economía está en crisis y la falta de certeza disminuye la probabilidad de éxito de las estrategias. La respuesta inmediata y a manera de barrera es volverse “pacientes y observadores” para evaluar los siguientes pasos.

En nuestro medio, la estrategia para gerenciar el cambio en las organizaciones de salud, se basa en la resistencia que presenta la misma organización -sea hospitalaria, prepaga o ambulatoria- a ideas de innovación de gerentes jóvenes o de aquellos experimentados que están alineados a nuevas tendencias de liderazgo y tecnología.

Los grandes líderes e innovadores en el campo de salud gastan buena parte del tiempo en diagnosticar la resistencia real vs la resistencia potencial que puede ocurrir en la empresa, para dominar y manejar las barreras en función de una mejor ejecución de la estrategia.

El famoso design thinking del que mucho se habla en la actualidad, parece algo que no ha llegado ni de cerca a la industria de la salud del país, ya que si revisamos lo que decía Brown en 2008 en su libro Innovation Leadership: creating the landscape of healthcare, el design thinking es pensar como un verdadero diseñador, (algo que a los médicos a veces no nos sienta bien porque desarrollamos más el lado izquierdo del cerebro) y es ofrecer una aproximación única a las nuevas ideas, donde el diseñador (que en salud no deberían ser sólo el administrador o el financiero) integra el arte, la ciencia, entendimiento del negocio y una astuta comprensión de las necesidades del cliente y del mercado.

¿Porqué entonces en el Ecuador no han evolucionado los líderes públicos y privados en el campo de la salud?

Más allá de los estudios científicos que se han realizado en el país en esta década, el rol de las personas que lideran las organizaciones de salud sigue siendo aún muy tímido frente a tendencias globales como uso de nuevas tecnologías, herramientas de comunicación interna y externa, uso de nuevas tendencias y en efecto, seguimos en un sistema –de salud- que todavía no evoluciona a estos esquemas globales que en otros países incluso ya ni siquiera son innovadores sino que están alcanzando ya su madurez.

Tendencias de uso tecnológico como que un médico británico transmita una cirugía por Sanpchat, que los centros hospitalarios y ambulatorios (e incluso prepagas) usen Watson Health distan aun en nuestro medio y no porque dichas tecnologías no estén al alcance económico de las empresas, sino porque quienes lideran la salud del país se han enfocado casi dramáticamente a la reduccionista idea de que la gerencia médica o gerencia de instituciones de salud se basa en la gestión de las operaciones, gestión de redes de prestadores, gestión de quejas y se han olvidado de la interacción generada entre los médicos, los pacientes y la evaluación de sus comportamientos personales, motivaciones y su comportamiento social en función de la mejora del sistema de salud.

El desarrollo de la inteligencia emocional en personal de salud ha quedado también relegada, porque la idea del enfoque operacional ha mermado el desarrollo de los actores, rezagando también el servicio al cliente final o al paciente que demanda cada vez estándares más altos de seguridad y calidad médica a bajos costos y que en lugar de atenciones médicas, actualmente está buscando que su estancia en un prestador médico sea una experiencia personal o familiar independientemente del desenlace de la patología que por default siempre se espera que sea positiva.

El liderazgo en el personal de salud es un tema todavía pendiente de desarrollo y que cuando explote mejorará de forma exponencial los servicios de salud en el ámbito privado y por qué no, también en el público.
MÁS ARTÍCULOS