Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 23 de mayo de 2018
13:34
Medicina 3.0
El cáncer, el Presidente de la República y los carros nuevos

por David Cabrera Váscone

Jueves, 03 de mayo de 2018, a las 19:59
* Dr. David Cabrera Vásconez, especialista en Administración de Salud y Seguros

Ha sido habitual en la última década que los médicos del Ecuador hayamos sido vistos como un problema para el sistema político global del país.  Eso lo demuestran las leyes de persecución que fueron aprobadas contra praxis médica, ley de medicina prepagada que indirectamente afecta al gremio médico y otros como el Código Orgánico que antes de su debate se quería aprobar con un carácter punitivo.
 
Tan habitual se ha vuelto el tema, que el señor Presidente de la República, Licenciado Lenin Moreno, pronunció en su discurso del 27 de abril en el marco de la III Cumbre Mundial de Regiones sobre Seguridad y Soberanía Alimentaria “Hambre Cero”, las siguientes palabras: “Cuando a ti te comunican que tienes cáncer, es posible que el único que se alegre sea el médico. El que tiene cáncer cambia de vida y al final el médico cambia de carro”.
 
Creo que esta frase merece disculpas públicas por parte del Presidente a todos los médicos del país, porque se evidencia la ignorancia sobre las especialidades y subespecialidades y lo más importante, ignora el sentido de humanidad que le asiste a un médico cuando está frente a un paciente, independientemente de que el paciente tenga una simple amigdalitis o un cáncer en estadío terminal.
 
No entiendo bien las palabras del Presidente y seguramente no fue lo que quiso decir, por lo que probablemente al final dio una idea diferente a la que pensó.  No quiero creer que lo que dijo fue por su tendencia política porque ni siquiera en el socialismo o el comunismo de los años 70s y 80s, los médicos dejaron de jugar un papel fundamental en la sociedad.
 
Lo que es cierto es que el cáncer no es motivo de juego en nuestro país porque su incidencia (casos nuevos anuales) está constantemente en aumento sin que se vea una campaña de impacto real sobre su diagnóstico, tamizaje y tratamiento en instituciones públicas que sean equiparables a las que existe en el sector privado.
 
En lugar de decir que los médicos se alegran y cambian de “carro” cuando alguien es diagnosticado de cáncer, creo que es momento de que se regrese a ver y se ponga una lupa al trabajo que realiza el Ministerio de Salud Pública y se exteriorice los resultados de los programas que se vienen realizando en la actual gestión y las autoridades sean tan transparentes con la sociedad y digan por ejemplo, cuántos casos de cáncer se han diagnosticado con su programa “Médico del Barrio” y así el Presidente tenga luces de lo que hace uno de los ministerios más importantes de nuestro país y de cualquier país en el mundo civilizado.

MÁS ARTÍCULOS