Redacción Médica Ecuador

Martes, 12 de noviembre de 2019
03:22
Mi opinión
El error en la Medicina (3ra parte)


Jueves, 07 de noviembre de 2019, a las 12:29
*Juan J. Suárez M. Medicina Interna-Hepatología. Profesor principal de Medicina-USFQ

Los errores también están relacionados con el propio ejercicio de la profesión por parte de los médicos, por los sesgos en la práctica general y especializada debido a varios factores:

-El incompleto o mal manejo de la información médica por carencia o mala calidad de la Historia Clínica y los Informes Médicos Finales o Epicrisis, muy importante en asegurar la referencia y contra-referencia, el seguimiento y el cumplimiento de las indicaciones médicas. ¡Error por mala información, procesamiento y divulgación de la misma!

-Una falta de visión general frente al caso en particular. Eh ahí la importancia del Internista, Pediatra y Médico de Familia (o de Cabecera). ¡Error por privilegiar la visión parcial del árbol sobre la global del bosque!

-La visión unilateral o restringida del diagnóstico diferencial, que no permite ver otras posibilidades que no corresponden a la especialidad y que retardan el diagnóstico definitivo o lo complican ¡Error por sesgo de Especialidad!

-Falta de reconocimiento personal y ético del nivel de competencia, con la práctica equivocada de la “Todología”, con una  tardía o mala referencia para el diagnóstico adecuado y temprano y un tratamiento óptimo y oportuno. ¡Error por creer saber y hacer de todo!

El miedo o temor a cometer errores frente a un control punitivo, que genera una “Medicina Defensiva”, con abuso de exámenes con mayor gasto innecesario o la negativa a indicar y realizar procedimientos riesgosos pero necesarios. ¡Error por miedo o por temor profesional!

Por basarse, sin un análisis crítico, en la información complementaria, que puede ser errónea (mala calibración y calidad de reactivos en exámenes de laboratorio, y la interpretación sesgada, parcial o equívoca en los procedimientos de imagen) ¡Error de confirmación u operador dependiente!

Aunque pueda parecer no procedente, los errores están además relacionados con el comportamiento de los propios pacientes o enfermos cuando:


-Acuden tardíamente a la consulta, recurren primero a la familia, amistades, y al farmacéutico. Esperan que el cuadro se complique o agrave para acudir al Médico. ¡Error por atención tardía!

-Se informan sin control, en forma superficial a través de las redes sociales e internet. Creen entenderlo y proceden a diagnosticarse y auto-medicarse, con los riesgos y consecuencias que esto significa. “Error por mala o insuficiente información y autosuficiencia”

-Recurren a medicinas esotéricas “alternativas” de no probada ni controlada eficacia, que retardan la consulta, el diagnóstico y el tratamiento. “Error por novelería y mitos”

-Hacen tratamientos parciales o incompletos, por iniciativa propia o falta de recursos económicos que generan empeoramiento, evolución a la cronicidad, aparición de resistencias (antibióticos) y  complicaciones. ¡Error por pobreza e inequidad!

Como se puede observar, los propios errores en la práctica de la Medicina por parte del profesional, pero también del paciente o enfermo son causales adicionales y debemos unos y otros corregirlos.

En definitiva, las explicaciones son varias y complejas. Deberían ser entendidas, asumidas y resueltas por cada uno de los estamentos responsables. Solo entonces seremos capaces de minimizar los “Errores en Medicina”.

MÁS ARTÍCULOS