Redacción Médica Ecuador

Jueves, 19 de julio de 2018
12:33
Avances
TERAPIA EXPERIMENTAL
Desarrollan nuevo implante para tratamientos neurológicos
Ayudaría a tratar el alzhéimer y párkinson
Viernes, 12 de enero de 2018, a las 14:42
Mario Gutirrez Velasco.

Mario Gutiérrez Velasco.


Redacción. Quito
Investigadores mexicanos en conjunto con científicos de la Universidad de California Riverside han desarrollado un implante craneal que puede ayudar al tratamiento de enfermedades como el alzhéimer y párkinson, ha informado el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav).
 
El implante, llamado ‘Ventana al Cerebro’, está hecho a base de cerámica desarrollada con circonia estabilizada con itria, que es similar a los implantes dentales, pero traslúcida para que al implantarse en el cráneo permita pasar rayos láser.
 
Mario Gutiérrez Velasco, egresado del Cinvestav y de la Universidad de California Riverside, quien trabaja en el proyecto, ha dicho que prueban el láser como terapia contra enfermedades que afecten al encéfalo.
 
Sin embargo, Gutiérrez junto con un grupo de investigadores también prueban la transmisión de ultrasonido a través del implante.
 
"Esas mismas cerámicas se pudieran emplear como una ventana acústica, con la intención de transmitir ultrasonido al cerebro a través del cráneo", ha explicado el especialista.
 
Algunas investigaciones, dijo, sugieren el uso del ultrasonido como tratamiento contra enfermedades como el Alzheimer y el Parkinson.
 
No obstante, para aplicar ultrasonido al cerebro se tendría que hacer una craneotomía, que consiste en retirar una porción del hueso del cráneo. "De modo que, si se requiere de un tratamiento consecutivo, sería necesario repetir el procedimiento, lo que se traduce en riesgos y molestias al paciente", ha señalado el investigador.
 
El implante cerámico evita la repetición de la operación, ya que la cerámica reemplazaría una sección del cráneo y quedaría implantada de manera permanente.
 
De acuerdo con las pruebas realizadas, el implante permite el paso del 80 por ciento de las ondas del ultrasonido, con lo que se pudo comprobar que puede utilizarse en tratamientos con esta tecnología.
 
"Lo que significa que el implante permite pasar más energía ultrasónica que el cráneo humano, que se estima sólo permite pasar del 2 al 4 por ciento del ultrasonido", ha expuesto.
 
El experto comentó que los tejidos humanos tienen propiedades acústicas similares al agua, por lo que los resultados obtenidos permiten conocer las condiciones a las que se expondría el cerebro al aplicar el ultrasonido.
 
Con los resultados obtenidos se abre la posibilidad de estudiar de manera más adecuada tratamientos combinados aplicados directamente a la masa encefálica o usar marcadores luminosos que se inyecten al paciente para ser observados a través de la cerámica.
 
Hasta ahora los estudios solo se han realizado a nivel de laboratorio, por lo que el siguiente paso es probar la biocompatibilidad de la cerámica a largo plazo en animales.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.