Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 20 de junio de 2018
12:13
Avances
NUEVAS TÉCNICAS
Inmunoterapia logra erradicar cáncer de mama
Por primera vez y por completo, se eliminan células cancerígenas de una paciente
Martes, 05 de junio de 2018, a las 11:19
Steven Rosenberg, jefe de Ciruga en el Instituto Nacional del Cncer en Bethesda.

Steven Rosenberg, jefe de Cirugía en el Instituto Nacional del Cáncer en Bethesda.


Redacción. Quito
En el Instituto Nacional de Salud en Bethesda, Estados Unidos, Steven Rosenberg junto a un equipo investigador han logrado aislar y reactivar células T específicas del cáncer de una sola paciente, cuyo tumor de mama en estado de metástasis había progresado después de varias líneas de terapia, logrando que las células T reactivadas eliminaran todas las lesiones, dejando a la paciente libre de la enfermedad.

Judy Perkins, se ha convertido en la primera paciente que ha logrado eliminar todo rastro de cáncer en su cuerpo gracias a la inmunoterapia, en la que se han administrado inyecciones con una cantidad de 80.000 millones de linfocitos capaces de identificar cuatro de las moléculas mutadas.

Tras recibir también un tratamiento para estimular la supervivencia de esos linfocitos como inhibidores de punto de control, seis semanas después los tumores habían reducido un 51 por ciento y al año habían desaparecido.

Los autores de la investigación han explicado con detalle las características moleculares de estas células cancerosas dirigidas, lo que les ha permitido estimar altas probabilidades de éxito de esta terapia en otros pacientes oncológicos, sin embargo, han apuntado a que esto debería confirmarse con ensayos clínicos más grandes y controlados.

Según los expertos, este avance ha ofrecido nuevas posibilidades de tratamiento para estados avanzados de la enfermedad en los que las terapias habituales han fracasado.

Hasta ahora se han desarrollado dos tipos de inmunoterapias para tratar el cáncer, la primera activa las células T, responsables de coordinar la respuesta inmune celular dentro del cuerpo del paciente a través de anticuerpos inyectados.

En la segunda opción, las células T son extraídas de la sangre o tumor del paciente, solo las que han reconocido el tumor son cultivadas y después inyectadas de nuevo en el cuerpo del enfermo.

El líder de la investigación Steven Rosenberg, en declaraciones ha señalado que “las propias mutaciones que causan el cáncer resultan ser su talón de Aquiles”, y a su vez que este es un momento altamente experimental, ya que han estado apostando al ‘potencial’ de poder aplicar este modelo de inmunoterapia a cualquier cáncer.

El dato

El éxito de estas terapias ha variado mucho entre los tipos de cáncer, hasta la fecha los ensayos clínicos de la primera modalidad de inmunoterapia habían fracasado para tratar el cáncer de mama.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.