Redacción Médica Ecuador

Martes, 12 de noviembre de 2019
03:42
Empresas
SALUD Y PREVENCIÓN
El médico puede impactar positivamente para prevenir comportamientos de riesgo en la adolescencia
Los profesionales de la salud tienen voz de autoridad ante consultas de sexualidad
Jueves, 17 de octubre de 2019, a las 09:51
Gissela Echeverra, terapeuta familiar sistmica.

Gissela Echeverría, terapeuta familiar sistémica.


Cristina Coello. Quito
La terapeuta familiar sistémica Gissela Echeverría, como parte de la campaña “Momentos Íntimos” de PH LAC, que fomenta una comunicación positiva y fluida entre madres e hijas adolescentes, sugiere a los profesionales de la salud aprovechar las citas médicas con adolescentes para impulsar también la salud emocional y el autocuidado para prevenir comportamientos de riesgo en esa edad.

En entrevista con REDACCIÓN MÉDICA, la especialista en adolescentes, ha resaltado que el médico por ser “una fuente de confianza” y tener “voz de autoridad”, debe aprovechar la visita, pues, para muchas madres es difícil hablar de temas relacionados con la sexualidad e intimidad y acuden a un profesional de la salud, de quien esperan, más allá de lo biológico, su criterio humano.

“Es muy importante que los profesionales de la salud den información clara sobre los aspectos biológicos (funcionamiento del cuerpo y los órganos reproductivos) pero también contemplen los aspectos emocionales y afectivos en relación al manejo de la intimidad del cuerpo de las niñas y adolescentes, del auto respeto, de la confianza en sí mismas y de unos límites naturales y necesarios cuando van a entrar en contacto y relación con otro”, ha insistido Echeverría.

La especialista ha considerado que los profesionales de la salud pueden mencionar en la consulta que el autocuidado y la autoprotección no son  solo para prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos precoces, sino también para cuidar su corazón”.

Según Echeverría, es preciso difundir entre las jóvenes que “mientras más demoren el inicio de su vida sexual es mejor, porque con mayor madurez física y psicológica tendrán también la capacidad de elegir mejor a la persona y las circunstancias en las que desean tener el inicio de su vida íntima”. 

Hay que dejar claro que una relación sexual “involucra muchas áreas de la vida de la persona. Además del cuerpo y la posibilidad de reproducción están la afectividad, su sistema de creencias, su mundo espiritual, sus sentimientos y, eso merece respeto y un contexto de dignidad” , ha insistido la terapeuta.

Finalmente, ha sugerido a los profesionales de la salud reconocer positivamente a las madres que llevan a consulta a sus hijos adolescentes y ha añadido que también es una buena ocasión hacer recomendaciones sobre higiene íntima.
 
La higiene íntima de la mujer
 
Según Inma Ferreres, en su artículo “El pH vaginal en el embarazo”, los sustitutos del jabón garantizan la limpieza de la piel, preservando las condiciones naturales de manto hidrolipídico que la recubre, permitiendo mantener la elasticidad, hidratación y acidez característica. Ana Emilia Carbonell, directora médica de laboratorio Interpharm manifiesta que  una correcta higiene íntima puede mantener o restablecer el pH vaginal normal y, por lo tanto, garantizar un entorno vaginal saludable libre de patógenos.

Independientemente de la edad, la anatomía de los órganos femeninos tiene la particularidad de presentar una estrecha cercanía entre la región del ano y las vías genitourinarias, lo que incrementa la posibilidad que los microorganismos que forman parte de flora intestinal, invadan la zona íntima comportándose como patógenos, causando infecciones a este nivel.

En el artículo “Hábitos higiénicos vulvo-vaginales de consultantes ambulatorias en gineco-obstetricia”, publicado en la Revista chilena de obstetricia y ginecología, se señala que la piel de las niñas adquiere las características de la piel adulta aproximadamente a los 12 años de edad donde se ven influenciadas por los cambios hormonales propios del desarrollo sexual.
 
Se recomienda evitar un lavado genital muy frecuente (más de 2 a 3 veces al día) y/o el uso de detergentes agresivos o limpiadores con un pH inadecuado (neutro o alcalino) que remueven la capa de sebo que es esencial para proteger la superficie vulvo-vaginal.

La piel de esta zona que está expuesta a procesos inflamatorios causados por agresiones físicas (microtraumas), químicas (jabones, alérgenos) e infecciosas (bacterias, hongos, virus y parásitos).

Por estas razones, una protección íntima adecuada juega un rol clave en la mantención de una buena salud, y debe ser confiado a un producto específico para esta área.

Las investigaciones coinciden en que una correcta higiene íntima puede mantener o restablecer el pH vaginal normal y, por lo tanto, garantizar un entorno vaginal saludable libre de patógenos.
 
Cambios en el inicio de la adolescencia

Durante los días de la menstruación existe una disminución temporal de la acidez y un debilitamiento de la flora vaginal que preserva la zona, por lo que a partir de la menarquia puede sugerirse incorporar un producto de higiene específico para la zona íntima, la misma consideración para mujeres adultas y de la tercera edad (en estas últimas también se deterioran las condiciones de acidez y mecanismos de defensa a nivel de la mucosa vaginal de manera marcada a partir de la menopausia).

Bibliografía:

Ferreres, I., (2008). El pH  vaginal en el embarazo. Matronas Profesión, volumen (4), 18-20. Recuperado del https://www.federacion-matronas.org/wp-content/uploads/2018/01/vol9n4pag18-20.pdf
 
López, A et al (2015). Hábitos higiénicos vulvo-vaginales de consultantes ambulatorias en gineco-obstetricia. Chile Ginecol, 282 - 288 . doi: http://dx.doi.org/10.4067/S0717-75262015000400002

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.