Redacción Médica Ecuador

Martes, 15 de octubre de 2019
22:01
Empresas
MICROBIOTA SALUDABLE
Los 1.000 primeros días de vida son fundamentales para el desarrollo de una microbiota saludable
En este periodo se debe promover la lactancia materna y una alimentación adecuada
Martes, 25 de junio de 2019, a las 10:27
Christian Boggio Marzet, mdico pediatra gastroenterlogo.

Christian Boggio Marzet, médico pediatra gastroenterólogo.


Jonathan Veletanga. Quito
REDACCIÓN MÉDICA ha conversado con Christian Boggio Marzet, médico pediatra gastroenterólogo de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), quien estuvo en Ecuador impartiendo conferencias sobre la importancia de los 1.000 primeros días (desde la preconcepción hasta los dos años) de vida de un niño y cómo la microbiota influye en este periodo.
 
La evidencia científica disponible hoy en día señala que la microbiota (conjunto de bacterias beneficiosas para la salud, el 95 por ciento de éstas se encuentran en el tracto gastrointestinal) cumple muchas funciones beneficiosas para la salud de los neonatos, pues actúa en la parte fisiológica, inmunológica, nutricional y metabólica. Por ello, la disbiosis de la microbiota se asocia al aparecimiento de ciertas enfermedades como alergia, cólicos e inclusive obesidad.
 
Boggio ha explicado que, en los neonatos, son varios los elementos que influyen en el desarrollo de una microbiota saludable y balanceada, sin embargo, el parto natural, la lactancia materna (exclusiva hasta los 6 meses) y la alimentación y estimulación adecuada durante los 1000 primeros días de vida (tanto de la madre como del bebé), tienen un papel importantísimo.
 
“Los primeros gérmenes que colonizan el intestino del bebé son aquellos que se encuentran en el canal del parto”, por ello, es importante fomentar el parto natural, que es lo más idóneo para el desarrollo de una microbiota rica, diversa y abundante, ha considerado el especialista.
 
La leche materna también tiene una microbiota especial y otras sustancias importantes que benefician el correcto desarrolló del recién nacido, por lo que, es fundamental que se promueva su consumo durante los 1000 primeros días de vida, que es el periodo en el que se establece la microbiota del individuo, ha agregado.
 
Por estas razones, Boggio ha considerado que los profesionales sanitarios tienen un rol importantísimo para concientizar sobre la importancia del parto natural y la leche materna exclusiva. También deben fomentar una nutrición adecuada en la mujer embarazada, además de medidas de prevención desde la preconcepción.
 
¿Qué hacer cuándo un bebé no puede tomar leche materna?  
 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca del 60 por ciento de recién nacidos a nivel global alcanzan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. El resto no logra hacerlo por varias circunstancias. En Ecuador esta realidad es muy parecida. Entonces cabe preguntarse ¿qué hacer cuando un bebé no puede tomar el pecho?
 
Boggio ha comentado que, si bien ninguna fórmula láctea puede remplazar la leche materna, es importante que la madre escoja una fórmula láctea infantil, pero no de cualquier tipo. Lo más recomendable es que tenga prebióticos más probióticos, es decir, simbióticos (que contiene pre y probióticos a la vez), ya que éstos contribuyen a la modulación de la microbiota para que sea sustentable y saludable a lo largo de la vida. Lo ideal sería que tengan simbióticos.
 
En este sentido, ha indicado que en la actualidad existen fórmulas infantiles que son “seguras y nutricionalmente adecuadas” para cada momento del bebé, por lo que, son opciones muy buenas para una alimentación complementaria.
 
No obstante, para no caer en formulas inadecuadas para el infante es fundamental que los padres estén asesorados (bajo prescripción médica) por un especialista en Pediatría, ha insistido.
 
NutriBaby
 
En el mercado ecuatoriano, NutriBaby es la única fórmula láctea infantil que tiene simbióticos (pre y probióticos a la vez), lo que permite un desarrollo nutricional adecuado del bebé. Es una opción ideal para complementar la lecha materna a partir de los 6 meses, ya que genera una diversidad bacteriana para así asegurar una microbiota saludable y balanceada.
 
Con la finalidad de fomentar la lactancia materna y la importancia de tres ejes: cuidado, salud y nutrición, durante los 1.000 primeros días del niño, NutriBaby está desarrollando una campaña a nivel nacional, la cual terminará en el mes de agosto en el marco de la conmemoración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna.
 
A través de esta iniciativa se brinda información basada en evidencia en torno a cómo mantener la lactancia materna dentro de los 1.000 primeros días, mitos y verdades sobre la alimentación complementaria, consejos primarios para madres y padres, entre otros temas importantes para un adecuado desarrollo de los bebés, ha asegurado Verónica Espinosa, gerente de la unidad de negocio de Nutrición de la Corporación Siegfried.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.