Redacción Médica Ecuador

Viernes, 24 de noviembre de 2017
11:46
Empresas
EN ARGENTINA
Cirujano gana premio por dispositivo que aumenta disponibilidad de órganos para trasplantes
El premio es una iniciativa del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación
Martes, 24 de octubre de 2017, a las 16:57
Ignacio Berra, cirujano argentino.

Ignacio Berra, cirujano argentino.


Redacción. Buenos Aires
El cirujano cardiovascular Ignacio Berra, del Hospital Garrahan en Buenos Aires, ha ganado el premio Innovar 2017 con un proyecto experimental que permitirá aumentar un 20 por ciento la disponibilidad de los órganos para trasplantes.
 
Se trata de la Perfusión ex-vivo del corazón a temperatura normal, un método que posibilita la evaluación y mejora de corazones donados que, en la actualidad, se descartan para trasplantes.
 
El nuevo sistema también podría duplicar el tiempo de preservación del órgano, lo que favorecería los traslados a mayores distancias después de la procuración.
 
"Este proceso consiste en poder aumentar el número de donantes a través de los corazones que se descartan, que van al tacho de basura, y poder usar esos corazones, evaluarlos y mejorarlos, perfundiéndolos con sangre oxigenada pulsátil en temperatura corporal", ha explicado Berra.
 
En el mundo 1,5 millones de personas se encuentran en lista de espera para un trasplante de cualquier tipo de órgano sólido. Sin embargo, sólo se realizan 120.000 por año, es decir menos del 10 por ciento.
 
Frente a esto países como Australia, Canadá y Gran Bretaña ya implementan un sistema que permite utilizar parte de esos órganos considerados marginales para trasplante. En el caso específico de los órganos cardíacos donados, el 70 por ciento son descartados en todo el mundo.
 
"Faltan donantes, pero también falta usar órganos que son más marginales, los órganos con paro circulatorio que hoy en día se rechazan. Actualmente en nuestro país se toman cierto tipo de donantes, con muerte cerebral, pero sin paro cardíaco", ha explicado Berra.
 
En Argentina se trasplantan por año un promedio de 100 corazones y sólo el 12 por ciento son trasplantes cardíacos pediátricos. El 20 por ciento muere esperando un trasplante y la lista de espera es alta.
 
"La idea es recapturar el órgano que se da por perdido. Evaluar la viabilidad de un corazón antes del descarte; disminuir el tiempo de isquemia y mejorar ese corazón para el trasplante", ha destacado Berra.
 
La máquina de perfusión ex-vivo que ha desarrollado el cirujano del Garrahan junto a Lew Argentina (y por la que se mantiene latiendo un corazón fuera del cuerpo donante para estudiarlo, mejorarlo y aumentar el tiempo que puede pasar hasta el trasplante) se encuentra en la fase investigativa.
 
Actualmente los órganos donados se preservan en frío y tienen un tiempo limitado y distancia limitada. Con la perfusión ex-vivo podrían utilizarse un 15 por ciento de los órganos que se desechan.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.