Redacción Médica Ecuador

Martes, 16 de julio de 2019
16:18
Empresas
ENTREVISTA A SANTIAGO SALGUERO
Existen demasiadas presiones para la venta de medicamentos en Ecuador
Según un representante del sector esto reduce el acceso a variedad de opciones terapéuticas en el país
Miércoles, 10 de mayo de 2017, a las 12:12
Santiago Salguero, director ejecutivo de Alafar.

Santiago Salguero, director ejecutivo de Alafar.


Diego Mosquera. Quito
Santiago Salguero, director ejecutivo de la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos (Alafar), ha conversado con  REDACCIÓN MÉDICA acerca de la situación de los laboratorios farmacéuticos del Ecuador y ha asegurado que existen demasiadas presiones para la venta de medicamentos en Ecuador

Además, ha señalado que existe preocupación en el sector sobre algunos puntos de la actual legislación que dificulta la fabricación de medicinas en el país.

¿Cuál es la preocupación más grande que tienen como sector?

Hay varias, parten desde los conceptos establecidos en algunos sectores de la Salud en el país. Un ejemplo es la definición de medicamento genérico que establece una competencia desleal de estos medicamentos haciendo que los mismos puedan subir de precio.

¿A qué se refiere sobre competencia desleal?

En este mercado la competencia entre varios medicamentos para una misma patología es necesaria porque mientras más oferta exista los mismos bajan de precio. Como se han manejado las cosas hay una posibilidad de crear monopolios en cierto tipo de terapias que van en contra del propósito de prestar y asegurar la Salud de la población.

¿Qué problemas enfrentan en la actualidad?

En estos últimos 10 años las regulaciones han sido incesantes, muy fuertes, permanentes y en algunos casos equivocadas. Esto nace básicamente de la falta de diálogo con las autoridades locales. Se nos ha negado el acceso al diálogo y cuando se nos ha invitado los acuerdos han quedado en el aire.

¿Cómo debe estar regulada la actividad farmacéutica?

Creemos que debe tener la participación de los actores que conocemos en el sector, uno de los temas importantes ahora es la regulación de precios, es necesario que pueda ser entendida y  nuevamente revisada para evitar posibilidades de desabastecimientos de ciertos medicamentos.

¿Cómo ve usted la normativa actual?

Hay reglamentos que son imposibles de aplicar, no solo dicho por el sector sino también por las autoridades que se suponen son las encargadas de la regulación.

¿Cuáles autoridades?

La Agencia de Regulación y Control Sanitario (ARCSA)  y el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI), han determinado que es imposible poner en implementación los decretos 522 y 1159 y a pesar de todo eso se nos sigue presionando para que esa regulación se establezca, nunca hemos sabido cómo hacerlo.

 ¿En qué consiste este requisito?

Se refiere al etiquetado, a nuestro juicio mal dispuesto, esto ya está dispuesto por el ARCSA y sobre esto se crea una nueva legislación confundiendo a todos, estos decretos introducen un tema que es de propiedad intelectual relacionado con patentes relacionado con Salud Pública.

El Ecuador ha luchado por más de 25 años por evitar el enlace entre la oficina de patentes y la de asuntos regulatorios; y estos dos decretos los que hacen es una vinculación muy fuerte entre los dos. Esta es una manera de las cuales se impide el acceso a medicamentos.

¿Han bajado las ventas de los laboratorios que usted representa?

Indudablemente, ha habido un decrecimiento en el mercado ecuatoriano por este tipo de políticas y esta baja de ventas obedece a la falta de ciertos componentes que deberían estar discutiéndose en una buena política de Salud.

No logramos comprender del todo el por qué el Gobierno quiere presionar al sector de manera que cada vez se hace más difícil producir medicamentos en el Ecuador.

Solo por ponerle un ejemplo, en Colombia existen 17.000 medicamentos reconocidos por el Sistema de Salud, en Perú 13.000 y aquí en el Ecuador hay 7.500 opciones terapéuticas para todos los tratamientos.

¿Cuál es la propuesta?

Queremos sentarnos con las autoridades y exponer nuestras preocupaciones, hacer un diálogo constructivo en el que se puedan llegar a acuerdos y se tome en cuenta temas muy técnicos en los cuales el conocimiento de ambas partes sirvan para generar legislación adecuada.   

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.