Redacción Médica Ecuador

Viernes, 19 de julio de 2019
18:43
Latinoamérica
AYUDA A PACIENTES
Argentina tiene un manual de diagnóstico de cansancio
Es una guía para la consulta ambulatoria
Lunes, 04 de enero de 2016, a las 18:20

Paula Carrete, del Instituto Universitario del Hospital Italiano.


Redacción. Buenos aires
Los médicos Paula Carrete y Esteban Rubinstein han presentado el libro “Cansancio” que detalla las situaciones más habituales de este síntoma que, según los autores, es el séptimo motivo de consulta en la práctica ambulatoria y vinculada a los conflictos familiares y laborales, los problemas económicos y el cuidado de familiares enfermos.

El texto ha sido publicado por el Instituto Universitario del Hospital Italiano y escrito en un lenguaje simple, este libro es un acercamiento con casos reales, a los padecimientos del cansancio, una consulta frecuente que "habitualmente aparece como un comentario al pasar ya que la mayoría de los pacientes no piensan que el médico pueda ayudar a mitigar o resolver el cansancio", señala Rubinstein.

El especialista ha considerado que para hacer un diagnóstico de cansancio solamente hace falta que "el médico escuche al paciente porque debe tener en cuenta que son muchos síntomas y abarcan a casi toda la medicina, por eso escribimos este libro, ya que se trata de un problema clínico que abre numerosas puertas”.

De forma práctica, los médicos argentinos abren la puerta a esa consulta que reconocen como "incomoda" aunque ya es considerada "un problema de salud". "El cansancio es subjetivo, difícil de caracterizar y su duración es muy variable". Este síntoma no tiene una fisiopatología definida que pone en juego "el contexto del paciente y los aspectos psicosociales", han indicado los.autores.

Para Carrete y Rubinstein, cada doctor "debería tener en cuenta, en primera instancia, los aspectos contextuales de su paciente, su vida laboral y familiar porque las situaciones más relacionadas con el cansancio son los conflictos familiares y laborales, los problemas económicos, el cuidar o querer mucho a un familiar con una enfermedad crónica como Alzheimer o alcoholismo".

De acuerdo a los autores están los cansancios más comunes, pero también aquellos derivados de la depresión, ansiedad e insomnio. "Hay muchos pacientes a quienes les diagnosticamos 'cansancio fisiológico', ocasionado por la sobreexigencia; cansancio por uso de ciertos fármacos y también hay situaciones clínicas producto de anemia, hipotiroidismo, cáncer, tuberculosis o sida, donde el cansancio forma parte de una constelación más grande de signos y síntomas".

Ante este panoramas, el libro ejemplifica formas que contribuyen o alivianan esta situación "si el cansancio se relaciona con un familiar alcohólico, ir a grupos de en los que estos aprenden a convivir con este problema puede contribuir a un alivio, mientras que llevar a este familiar a la guardia cada vez que tiene una borrachera, lo aumenta", dice Carrete.

Aunque todavía no existe una medicación que mejore el cansancio, ambos especialistas, recomiendan "entrevistas con el médico, afrontar los problemas, hacer cambios en la vida, hacer algo que a uno le guste o divierta, hacer actividad física y, en ocasiones, encarar una psicoterapia".

Además han enfatizado que "hay que hacer actividades físicas y placenteras, replantearse el uso del tiempo, ocuparse de los conflictos familiares o laborales y pedir ayuda, si es necesario. Nosotros, en la consulta, lo que podemos hacer es ayudar a encarar esos problemas relacionados con el cansancio" añade Rubinstein. 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.