Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 21 de febrero de 2018
16:09
Latinoamérica
MEDIDAS FAVORABLES
En Argentina la nueva reforma sobre productos de tabaco reduciría inequidades en salud
Por primera vez se incluye una estrategia de impuesto mínimo específico y actualizable por inflación
Viernes, 09 de febrero de 2018, a las 16:03
Adolfo Rubinstein, ministro de Salud de Argentina

Adolfo Rubinstein, ministro de Salud de Argentina.


Redacción. Quito
Adolfo Rubinstein, ministro de Salud de Argentina, ha asegurado que los cambios que incluye la Ley 24.730 sobre productos de tabaco, aprobada por el Congreso de la Nación en diciembre de 2017, contiene medidas que en su conjunto implican un avance para la salud pública y que “tienden a reducir inequidades en salud”.
 
“Las medidas son especialmente favorecedoras para la salud de los grupos más vulnerables y los jóvenes, por lo que tienden a reducir inequidades en salud”, ha dicho Rubinstein.
 
Según ha indicado, entre las modificaciones se incluye por primera vez una estrategia de impuesto mínimo específico y actualizable por inflación, que alcanza tanto a cigarrillos como a otros productos de tabaco e introduce mecanismos para fortalecer la trazabilidad y control del comercio ilícito de los productos de tabaco.
 
De acuerdo a lo informado, la nueva ley además de alcanzar a otros productos como cigarrillos para armar, cigarros u otros sustitutos, establece que todos los impuestos mínimos sean actualizados trimestralmente por el Índice de Precios al Consumidor (IPC). Asimismo, que las alícuotas de impuestos internos suban de 20 a 25 por ciento en el tabaco para armar y de 16 a 20 por ciento en cigarros y cigarritos.
 
La reforma también incorpora la obligación de establecer un sistema de trazabilidad de los productos de tabaco que deberá ser reglamentado por el Poder Ejecutivo y que además fortalecerá el control de las ventas, la protección de la recaudación fiscal y de los sistemas de control del comercio ilícito del tabaco, con mecanismos totalmente a cargo del Estado e independientes de las empresas tabacaleras.
 
“Como pudimos evaluar, el solo aumento de la alícuota de 60 a 75 por ciento de los impuestos internos a los cigarrillos aplicado en mayo de 2016 fue importante pero no suficiente para garantizar un efecto sanitario sostenible. En la reforma actual, en cambio, aunque la alícuota de internos se fijó en 70 por cierro, se aplicaron varias medidas complementarias y potencialmente más efectivas y sostenibles en el tiempo, lo cual continuaremos evaluando para monitorear su efecto en la salud”, ha afirmado Verónica Schoj, directora de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Trasmisibles del Ministerio de Salud. 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.