Redacción Médica Ecuador

Jueves, 19 de octubre de 2017
18:40
Latinoamérica
ALERTA SANITARIA
Investigadores alertan sobre posible llegada de cuatro virus a Colombia
El vector de los virus es el mosquito Aedes aegypti
Jueves, 10 de agosto de 2017, a las 10:27
Alfonso Rodrguez, de la asociacin colombiana de Infectologa.

Alfonso Rodríguez, de la asociación colombiana de Infectología.


Redacción. Bogotá
Expertos médicos han alertado sobre la posible llegada a Colombia de los arbovirus mayaro, oropuche, encefalitis equina del Nilo occidental y la encefalitis equina venezolana, cuya presencia ya ha sido detectada en países vecinos.
 
El secretario de la Asociación Colombiana de Infectología, Alfonso Rodríguez, ha advertido que esos virus "antes de un año habrán llegado al país o incluso ya pueden haber llegado".
 
Durante el XIII Congreso Colombiano de Enfermedades Infecciosas, celebrado en la ciudad de Barranquilla, Rodríguez ha explicado que "ya están detectados brotes epidémicos de estas enfermedades" en Perú, en la selva amazónica de Brasil, Panamá, Venezuela, Ecuador, Haití y República Dominicana.
 
Los arbovirus (virus causados por artrópodos, entre los que se cuentan insectos, arácnidos, crustáceos y miriápodos), tienen prevalencia en zonas tropicales y subtropicales.
 
"Todos somos susceptibles de ser afectados porque no hemos tenido una exposición previa a estos virus y no tenemos defensas", ha señalado.
 
Rodríguez ha estimado que "como ya ocurrió con el chikunguña y el zika, hay condiciones, especialmente en la región Caribe, que son propicias para la llegada de personas portadoras del virus".
 
"Acá tenemos el vector, que es el aedes aegypti y puede darse la transmisión y por consiguiente casos autóctonos", ha indicado
 
El científico ha hecho especial énfasis en los virus que producen la encefalitis equina del Nilo occidental y la encefalitis equina venezolana, ya que pueden causar la muerte de las personas que resulten infectadas porque compromete el sistema nervioso central.
 
"La encefalitis equina venezolana es una enfermedad reemergente, que ya es conocida. En el año 1995 en la frontera con Venezuela, en La Guajira, se tuvo una de las epidemias más importantes históricamente", ha recordado.
 
Esa enfermedad puede causar convulsiones y alteración del estado de la conciencia, entre otros.
 
Rodríguez ha insistido en que la situación se agrava con la posibilidad de que llegue la enfermedad desde Venezuela e indicó que en ese país no hay sistemas de información en salud desde hace varios años.
 
"La crisis sanitaria que hay en Venezuela no permite conocer realmente la magnitud del problema, pero sí sabemos, que, a diferencia de Colombia, en Venezuela no hay programas de control de ninguna enfermedad", ha mencionado
 
Según el experto, en Venezuela "no existe ninguna organización de vigilancia epidemiológica que esté funcionando apropiadamente y no hay en lo más mínimo divulgación de lo que es el comportamiento de estas enfermedades".
 
Ha recalcado que el éxodo de venezolanos, a raíz de la crisis, puede ser "un escenario de preocupación para cualquier país vecino porque se podría pensar que eso podría permitir el ingreso de nuevas enfermedades".
 
Sobre los virus mayaro y oropuche ha aclarado que pese a que tienen una sintomatología parecida al zika y al chikunguña, hasta el momento no está documentado que sean mortales, pero la falta de investigación no permite que se descarte su peligrosidad.
 
"No se puede dar por descontado nada con estos virus porque con ellos no se ha investigado lo suficiente a nivel mundial. Con las epidemias de zika y chikunguña aprendimos que hay condiciones que pueden llevar a que un caso se complique y la persona pueda fallecer", ha sentenciado Rodríguez. 


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.