Redacción Médica Ecuador

Martes, 20 de noviembre de 2018
11:15
Latinoamérica
POLÉMICA MUNDIAL
Usar glifosato con drones tiene bajo riesgo en la salud pública
Colombia busca evidencia científica para dilucidar polémicas
Martes, 11 de septiembre de 2018, a las 15:51
Juan Pablo Uribe, ministro de Salud de Colombia.

Juan Pablo Uribe, ministro de Salud de Colombia.


Redacción. Quito
 
El ministro de Salud y Protección Social de Colombia, Juan Pablo Uribe, ha asegurado que los riesgos en materia de salud pública por el uso de glifosato con drones son mitigables.
 
Uribe Restrepo ha aclarado que solo se refiere al uso de la técnica mediante drones y no sobre la aspersión aérea con glifosato, la cual motivó el pronunciamiento de la Corte Constitucional de 2015 sobre el principio de precaución.
 
“Es de bajo riesgo para la salud pública porque es similar o análoga al uso comercial de este herbicida en la actividad agrícola que hoy es permitida y generalizada en el país y en muchos otros países también”, ha añadido.
 
En ese sentido, ha informado que el ministerio ha acompañado la demostración del piloto experimental que la Policía Antinarcóticos realizó en Tolima.
 
El dron vuela medio metro o un metro por encima del punto más alto de la mata, y no más arriba, solo ahí. Y tiene una precisión en la tecnología que se usa para que la aplicación esté circunscrita a las matas que están debajo en ese punto donde vuela el dron”, ha detallado.
 
No obstante, ha advertido que este herbicida mantiene riesgos inherentes, propios como el de otras sustancias agroquímicas por lo que los riesgos son los mismos pero su aplicación es distinta.
 
“El riesgo se puede mitigar con el manejo adecuado de la sustancia (que tiene riesgos implícitos) a través de capacitación de la operación, con protocolos explícitos que cumplan su uso adecuado. Por su puesto, tendrá que ir acompañado del entrenamiento de manejo de situaciones accidentales y el manejo del operador con estricto seguimiento”.
 
El ministro ha sido claro en afirmar que “aquí no hay un potencial impacto sobre comunidades u otros civiles u otras personas, que son el objeto de interés de la defensa de la salud pública, como sí se da en otras técnicas y que fue lo que llevó al principio de precaución de la Corte”.
 
También ha aclarado que la responsabilidad del Ministerio en materia de salud pública es usar “la mayor evidencia científica disponible para dilucidar ese tipo de polémicas y avanzar en las medidas requeridas, sensatas y de criterio que protejan la salud colectiva”.
 
El ministro ha puntualizado que la polémica mundial del glifosato está abierta y no termina. “Su uso bajo condiciones estandarizadas con drones, a una altura de un metro máximo por encima de la mata, no debe generar un riesgo de salud pública distinto aquel que podemos mitigar sobre el operador”, ha concluido.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.