Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 19 de septiembre de 2018
05:03
Profesionales
DESDE LA INVESTIGACIÓN
¿Los probióticos pueden modificar la microbiota para mejorar los tratamientos de las enfermedades?
En los últimos 10 años se ha dado un énfasis muy importante a la microbiota intestinal
Lunes, 09 de julio de 2018, a las 17:00
Manuel Balden, director del Centro de Investigacin Biomdica (Cenbio).

Manuel Baldeón, director del Centro de Investigación Biomédica (Cenbio).


Jonathan Veletanga. Quito
REDACCIÓN MEDICA ha conversado con Manuel Baldeón, director del Centro de Investigación Biomédica (Cenbio) de la 
Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE), sobre la importancia de la microbiota intestinal (antes denominada flora bacteriana) y como los probióticos pueden mejorar sus interacciones para beneficio en la salud de las personas.
 
“En los últimos 10 años se ha dado un énfasis muy importante a la microbiota intestinal, es decir, ahora sabemos que funciona como un órgano y que, si por algún motivo esta es alterada, su función va a resultar alterada también. Por lo tanto, es importante conocer la fisiología de la microbiota para que la manipulación de esta, a través de probióticos o dietas específicas, sea mucho mejor”, ha dicho.
 
Baldeón ha explicado que la microbiota, que se establece en cada persona hasta los 3 años, tiene funciones metabólicas, inmunológicas y endócrinas, y su composición tiene un rol importante en el desarrollo, diagnóstico y tratamiento de ciertas infecciones y patologías crónicas como enfermedades inflamatorias intestinales, síndrome metabólico, obesidad, diabetes tipo II, estrés, entre otras.  
 
Entonces modificando esta microbiota, desde un punto de vista terapéutico, se podrían optimizar los tratamientos. Por lo contrario, si se la destruye puede provocar enfermedades. Pero ¿cómo se modifica la microbiota? Esta se puede alterar con dietas, con antibióticos o con el uso de probióticos, prebióticos y simbióticos, ha manifestado el investigador.
 
Según ha explicado, cuando se manipulan bien la microbiota, se modifica la salud de las personas. Pero si se altera con curso de antibióticos que destruyen la microbiota, estas personas tienen mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares.
 
Por lo tanto, la forma más recomendada para mejorar o modificarla es la dieta, en el caso de nuestra realidad. Sin embargo, desde hace algún tiempo también se están utilizando probióticos para ver si corrigen diferentes enfermedades a través de la microbiota. Por ejemplo, recientemente se ha indicado el uso de probióticos en Pediatría, ha manifestado el investigador.
 
“Actualmente estamos en un momento de aprendizaje, es decir, hay muchos tipos de probióticos y el uso de estos tienen que ser regulados y basados en evidencia científica, y para esto están trabajando las instancias que establecen las guías de tratamiento y orientación”, ha aseverado.
 
En este sentido, Baldeón ha agregado que ya se ha demostrado, a través de metaanálisis, que el consumo de probióticos disminuye los efectos adversos del uso de antibióticos (daño a la microbiota) y tiene efectos positivos en el tratamiento de las diarreas por virus. Así mismo, influye en la respuesta inmune, lo que también influye en el desarrollo cerebral.
 
“Al momento estamos haciendo investigación sobre probióticos en todo el mundo para determinar su efecto. Por ejemplo, nuestro grupo de investigación ha sido beneficiario de financiamiento por parte de CEDIA para establecer un sistema reduccionista en el que se pueda evaluar el efecto que tendría un probiótico en la fisiología del epitelio intestinal y en la respuesta inmune. Sin embargo, tal y como vemos ahora, en un futuro muy cercano se podrán tener probióticos para usos e indicaciones específicas”, ha sostenido Baldeón.
 
Según el investigador, los probióticos están creciendo a nivel mundial, y en el país también va a suceder lo mismo por sus beneficios en la microbiota. “Creo que hay mucho espacio para probióticos y su aplicación especifica en el futuro. Sin embargo, lo primordial es el conocimiento de la fisiología de la microbiota para que su manipulación, a través de probióticos o dietas, sea mejor”, ha concluido.
 
Investigación  
 
Baldeón y su grupo de investigación han estado estudiando la microbiota desde hace 10 años. Su primera publicación sobre el tema fue el análisis de un probiótico que estaba en una formula infantil en la microbiota intestinal, en el año 2008.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.