Redacción Médica Ecuador

Lunes, 21 de octubre de 2019
16:20
Profesionales
DIAGNÓSTICOS
Estudio determina los errores más frecuentes al leer los resultados de laboratorio
Los profesionales no comprenden la función de los falsos positivos, y toman decisiones basados en suposiciones
Martes, 16 de octubre de 2018, a las 15:35
dignosticos

La realización de tratamientos innecesarios provocaría efectos secundarios graves.


Redacción. Quito
A través de una publicación en The Washington Post, un experto ha señalado que mediante una investigación descubrió que muchos médicos interpretan erróneamente los resultados de los exámenes, y creen que las pruebas son más precisas de lo que realmente son.

Daniel Morgan, profesor asociado de epidemiología, salud pública y enfermedades infecciosas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland, ha señalado que “los médicos no comprenden cómo funcionan los falsos positivos, lo que significa que toman decisiones médicas vitales, basados en suposiciones equivocadas pensando que los pacientes tienen enfermedades que probablemente no tienen”.

En la publicación, Morgan ha sostenido que cuando los profesionales de la salud hacen esto sin comprender la ciencia del riesgo y la probabilidad, se incrementan las posibilidades de tomar una decisión errada.

“El primer problema que enfrentan los médicos es un malentendido básico de probabilidad, digamos que la enfermedad X tiene una prevalencia de 1 en 1.000 (lo que significa que 1 cada de 1.000 personas la tendrá), y la prueba para detectarla alcanza una tasa de falsos positivos del 5 por ciento (es decir, que 5 de cada 100 sujetos dan positivo, aunque en realidad no la tienen)”, ha mencionado el médico.

A través de un estudio de 2014, investigadores encontraron que casi la mitad de los médicos encuestados dijeron que los pacientes con resultado positivo tenían un 95 por ciento de probabilidades de tener la enfermedad X.

Ante esto Morgan ha señalado que el juicio del médico, es “catastróficamente malo”, y lo ha explicado de la siguiente manera, “imagina a 1.000 personas, todas con la misma posibilidad de tener la enfermedad X, ya se sabe que solo una de ellas tiene la enfermedad. Sin embargo, una tasa de falsos positivos del 5 por ciento significa que 50 de los 999 restantes darían un resultado positivo”.

“Este resultado significaría que, de 51 personas solo una de ellas realmente tendría la enfermedad. Entonces, si su prueba da positivo, la probabilidad de tener la patología es en realidad, 1 de 51, o un 2 por ciento mucho menos que el 95 por ciento”, ha asegurado Morgan.

El experto ha indicado que una tasa de falsos positivos del 5 por ciento es algo normal, como ejemplo menciona la prueba de sangre primaria para detectar un ataque cardíaco, la que es conocida como troponina de alta sensibilidad.

Morgan, también apunta a otras pruebas sumamente comunes, como las mamografías, según afirmó, en un estudio, los ginecólogos estimaron que aquellas mujeres cuyas mamografías resultaban positivas, tenían más de un 80 por ciento de posibilidades de tener cáncer de mama. No obstante, la realidad indica que la probabilidad es menor al 10 por ciento.

Este tipo de confusiones, tendrán serias consecuencias en un futuro, como la realización de tratamientos innecesarios, lo que provocará efectos secundarios graves, estresantes y costosos, ha indicado el experto.



Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.