Redacción Médica Ecuador

Jueves, 21 de febrero de 2019
22:07
Profesionales
EQUIPO MULTIDISCIPLINARIO
Hospital Enrique Garcés 'revive' técnica para el tratamiento de la hipertensión arterial refractaria
Este procedimiento permite una disminución significativa de la presión arterial
Martes, 05 de febrero de 2019, a las 15:59
Paulina Cisneros, especialista del Hospital Enrique Garcs.

Paulina Cisneros, especialista del Hospital Enrique Garcés.


Jonathan Veletanga. Quito
En el Hospital Enrique Garcés un equipo multidisciplinario “ha revivido” la técnica denervación renal, un procedimiento para el manejo de pacientes con hipertensión arterial refractaria o resistente al tratamiento, mediante el cual se elimina la inervación a nivel de las arterias renales para disminuir la presión arterial, ha sostenido a REDACCIÓN MÉDICA, Paulina Cisneros, médico tratante del Departamento de Cirugía Vascular y Endovascular de dicho establecimiento de salud.
 
La especialista ha asegurado que a través de este procedimiento se consigue una disminución significativa y permanente de la presión arterial. “En pacientes con hipertensión severa y agresiva esta técnica es una muy buena opción, no solo a nivel de costos, sino también porque le permite una mejor calidad de vida al paciente”, ya que le posibilita disminuir el uso de medicamentos.
 
Cisneros ha comentado que esta técnica inicialmente cayó en desuso por el dispositivo que se utilizaba (un catéter con un electrodo). Por ejemplo, los primeros estudios internacionales que se realizaron no demostraron una disminución importante de la presión arterial. Sin embargo, ahora se la está ejecutando con un nuevo equipo, un catéter que tiene una forma espiralada con cuatro electrodos, que permite una mejor ablación de la inervación de las arterias.
 
“En el país, a nivel de hospitales públicos, fuimos los primeros en usar este nuevo dispositivo. Hemos iniciado a probar esta técnica ya que tenemos un grupo de pacientes bastante complejo que utilizan más de 4, 5 y 6 fármacos”, ha sostenido la especialista.
 
Según ha informado, hasta el momento en el Hospital Enrique Garcés ya se ha aplicado de manera exitosa en dos pacientes, quienes actualmente tienen un seguimiento de 4 meses. A lo largo de este tiempo se ha visto una disminución importante en su presión arterial.  
 
“La primera paciente que tuvimos prácticamente está normal (en cuanto a su presión arterial). Estos resultados han sorprendido porque no es usual haber conseguido, con una técnica como esta, la diminución de cifras de hipertensión arterial en menos de un año”, ha enfatizado Cisneros.
 
Por este motivo, Cisneros ha considerado que, si bien aún se deben tener más casos para confirmar la eficacia de esta técnica en la población ecuatoriana, el Ministerio de Salud Pública (MSP) debería tomarla en cuenta para pacientes con hipertensión arterial refractaria porque “se ha revivido esta técnica”.
 
Es muy grande el número de pacientes que podría beneficiarse de esta técnica”, ha subrayado la especialista, quien ha lamentado que en el país no se detecte de manera temprana a los pacientes con presión elevada, lo que hace que la hipertensión se vuelva resistente.  
 
El dato
 
Los especialistas del Hospital Enrique Garcés esperan tener la oportunidad de enseñar la técnica a galenos de otras casas de salud para que puedan replicarla en beneficio de los pacientes.

Denervación renal es un procedimiento, percutáneo, mínimamente invasivo, que dura alrededor de 40 minutos.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.