Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 16 de octubre de 2019
12:54
Profesionales
PREVENCIÓN SECUNDARIA
Hoy en día existe nueva tecnología para la detección precoz del cáncer de cuello uterino
Un especialista ha considerado que el Papanicolau ha quedado absolutamente obsoleto
Lunes, 23 de septiembre de 2019, a las 13:06
Silvio Tatti, jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecologa del Hospital de Clnicas de la Universidad de Buenos Aires

Silvio Tatti, jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires.


Jonathan Veletanga. Quito               
En el marco del X Congreso Latinoamericano del Tracto Genital Inferior y Colposcopía, realizado en Guayaquil, REDACCIÓN MÉDICA ha conversado con Silvio Tatti, jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital de Clínicas de la Universidad de Buenos Aires, sobre el cáncer de cuello uterino y las nuevas pruebas moleculares para la detección del Virus del Papiloma Humano (VPH), cuyas principales cepas (genotipos 16 y 18) están asociadas al más del 70 por ciento de los casos de la enfermedad.
 
Según ha explicado, en la actualidad existen nuevos test que ayudan a detectar de manera temprana la infección del VPH, así como a tener mayor certeza en el diagnóstico de la enfermedad, mejorando así drásticamente la prevención, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de cuello uterino.
 
Este cáncer es totalmente prevenible con prevención primaria basada en vacunas y con prevención secundaria mediante “modernos test de VPH” que permiten detectar rápidamente la infección y mejorar la intervención de las pacientes identificando a su vez las células que se están transformando en cáncer, ha manifestado el especialista.
 
Tatti ha hecho referencia a las pruebas moleculares como la de PCR (Reacción en cadena de la polimerasa) para la detección de los virus de alto riesgo del VPH (genotipos 16 y 18), que se realizan a través de la plataforma cobas 4800 para detectar el tipo de virus que tiene la mujer”; y la prueba de inmunocitoquímica ‘CINtec PLUS’ para identificar la transformacion celular por el VPH, en la que intervienen los biomarcadores de tinción celular P16 y Ki67, que se realiza en la plataforma ‘Benchmark’.
 
Para el académico, estas pruebas pueden ser utilizadas en todas las pacientes y, además, son absolutamente complementarias para una mejor toma de decisiones clínicas y terapeúticas.
 
Estas pruebas ya están disponibles en Ecuador y en la mayoría de países de Latinoamérica. Por lo tanto, los médicos deben interiorizarse de estas nuevas técnicas y saber cómo utilizarlas”, ha subrayado Tatti.
Según el especialista, el cáncer de cuello uterino es “absolutamente” prevenible, tratable y curable cuando está en la etapa inicial. Por ello, a nivel mundial se promueve una detección temprana de la infección del VPH a través de la aplicación de test altamente sensibles como los mencionados.
 
“Hoy en día se está aplicando nueva tecnología para la detección muy precoz del cáncer de cuello uterino. El Papanicolau ha quedado absolutamente obsoleto”, ha considerado.
 
La detección precoz del cáncer de cuello uterino ha cambiado. Antes se hacía con el Papanicolau, no obstante, ahora es mucho más útil y beneficiosos para los pacientes utilizar estas nuevas tecnologías moleculares”, ha agregado.
 
El dato

Tatti ha asegurado que cada año en Latinoamérica hay alrededor de 64.000 nuevos casos de cáncer cervical y cerca de 27.000 mujeres mueren por la enfermedad, pese a que es totalmente prevenible.  

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.