Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 13 de noviembre de 2019
01:49
Profesionales
SIMPOSIO DE ORTOPEDIA
La cirugía artroscópica busca prevenir la artrosis de rodilla
Las complicaciones de este procedimiento fueron analizadas en un simposio
Martes, 13 de agosto de 2019, a las 13:29

Alexander Pérez, especialista en Ortopedia y Traumatología del HEG.


Cristina Coello. Quito
Alexander Pérez, especialista en Ortopedia y Traumatología del hospital Enrique Garcés de Quito, en el marco del Simposio de Cirugía Artroscópica, ha señalado a REDACCIÓN MÉDICA que existen varias complicaciones de este tipo de procedimientos de rodilla pero los modernos tratamientos han resultado ser efectivos.
 
La rotura del ligamento cruzado anterior es una lesión muy frecuente en el servicio de Traumatología por el incremento de las actividades deportivas y se producen principalmente por un giro inapropiado de la rodilla, lo que produce un estiramiento/rotura del ligamento.
 
Es allí cuando la cirugía es la opción específica para darle al paciente una rodilla funcional, pero según Pérez, actualmente se aplica un tratamiento conservador con las nuevas técnicas y los sistemas de fijación del ligamento al hueso.
 
El especialista ha mencionado que la recuperación del ligamento cruzado anterior es cada vez más rápido, pero como cualquier tipo de cirugía, existen complicaciones que pueden repercutir y alargar la recuperación.
 
Las opciones
 
Pérez ha explicado que las lesiones de menisco “pueden ser reparadas mediante sutura meniscal y las lesiones de ligamento cruzado mediante colocación de injertos”.
 
En las lesiones de menisco “se puede realizar el retiro de una parte del menisco y la otra es la sutura meniscal. Una de las complicaciones de la menisectomía parcial es el retiro de gran cantidad del menisco superior en 70 u 80 por ciento, allí hay gran riesgo de una osteoartritis a futuro, en 10 a 15 años, por lo tanto lo que hacemos es cirugía de preservación articular, donde la sutura meniscal, dependiendo de la zona de la lesión, es la primera elección para ayudar a que el menisco no sea removido sino suturado y exista una buena cicatrización. Así evitamos osteoartrosis y que el paciente vuelva a realizar sus actividades normales”, ha detallado Pérez.
 
Este tipo de cirugía de sutura meniscal y de ligamento cruzado anterior busca evitar “llegar a una artrosis de la rodilla, está indicada para personas que hacen o no deporte y para menores de 60 años”, ha añadido.
 
Según el especialista, este tipo de lesiones son tratadas de forma quirúrgica y no pueden ser atendidas solo con analgésicos o antinflamatorias para resolver el problema mecánico que la ocasiona.
 
También ha observado que este tipo de lesiones pueden reagudizarse si no son atendidas adecuadamente y si el paciente no respetar el tiempo de recuperación tras la cirugía.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.