Redacción Médica Ecuador

Domingo, 15 de diciembre de 2019
22:24
Profesionales
CIRUGÍA PLÁSTICA
La lipoabdominoplastia es una cirugía estética y reconstructiva muy demandada en Ecuador
Los pacientes deben cumplir tres características para someterse a este procedimiento
Miércoles, 13 de noviembre de 2019, a las 09:44
Fernando Moscoso, cirujano plstico esttico y reconstructivo.

Fernando Moscoso, cirujano plástico estético y reconstructivo.


Jonathan Veletanga. Quito
Hoy en día la demanda de los procedimientos estéticos ha crecido muchísimo en Ecuador porque muchos de ellos tienen un componente de salud asociado. Justamente, uno de los más demandados es la lipoabdominoplastia, convencional y circunferencial (de 360 grados).
 
Para conocer los componentes de salud de este procedimiento quirúrgico, REDACCIÓN MÉDICA ha conversado con el cirujano plástico, Fernando Moscoso, quien desde hace 19 años se desempeña profesionalmente en este campo. Actualmente brinda atención en el Centro Médico Axxis.
 
Moscoso ha explicado que la lipoabdominoplastia es un procedimiento estético y reconstructivo, por ello, está dirigido a pacientes que tengan tres características principales: exceso de grasa corporal (poca o mucha cantidad), piel flácida y flacidez del musculo abdominal o pared abdominal. (Más información sobre este procedimiento estético aquí).
 
Cuando un paciente presenta estas tres características es idóneo para someterse a una lipoabdominoplastia, no obstante, siempre existen casos en los que no es recomendable, ha manifestado el especialista.
 
Según ha señalado, estas particularidades las tienen, por lo general, personas que han tenido una reducción importante de peso, que se han sometido a cirugías bariátricas y mujeres con hijos.
 
Componente de salud
 
Moscoso ha mencionado que dentro de la parte reconstructiva se mejoran, principalmente, los músculos abdominales que están abiertos. Esta situación puede generar una diastasis muscular, una pseudo herniación, dolor, dificultad para realizar actividad física, entre otros problemas. Entonces, para mejorar este tipo de molestia y prevenir complicaciones futuras, es necesaria una sutura muscular, caso contrario la persona no va a mejorar.
 
Asimismo, las personas que se someten a una lipoabdominoplastia cambian su vida radicalmente, no solo por el componente estético (abdomen terso, plano, reducción de la cintura y del abdomen) sino porque mejoran su autoestima, disminuyen problemas como depresión, sedentarismo, hipertensión, etc.
 
Por estas razones, actualmente esta cirugía es “recomendada con mucha frecuencia”, en especial por los cirujanos bariátricos, ha manifestado el cirujano plástico.
 
En este sentido, el galeno ha considerado que el conocimiento y la evidencia científica que existen alrededor de este tema, han hecho que los profesionales de salud y la ciudadanía en general, confíen más en este procedimiento.
 
 “Es una técnica muy segura cuando están en manos de un profesional”, ha sostenido Moscoso. Sin embargo, ha recomendado tener mucho cuidado con aquellos profesionales que no están preparados adecuadamente.
 
Es importante que los pacientes siempre verifiquen que el profesional esté apto para realizar este procedimiento. Para ello, puede entrar al sitio web de la Senescyt y constatar si el médico que lo va a operar tiene un título registrado en este campo. También es fundamental conocer quienes conforman el equipo multidisciplinario del especialista y si la clínica tiene los permisos de funcionamiento adecuados.
 
Pasos de esta cirugía
 
La lipoabdominoplastia consiste en retirar la piel y el tejido graso que está de más y que suele encontrarse “colgando y flácido”. Luego se produce la sutura de los músculos rectos anteriores, con lo que se logra una disminución de cintura y diámetro del abdomen.
 
También se coloca el ombligo en su posición correcta, ya que suele estar caído o mirando hacia abajo; y se realiza aspiración de grasa a nivel de cintura, caderas y espalda, además, de suturar la herida que se extienden sobre el pubis y a los lados, con puntos internos para que esta cicatriz sea casi imperceptible.
 
Para disminuir los riesgos quirúrgicos del procedimiento, previamente realizamos exámenes de laboratorio, valoración cardiaca y la cirugía se lleva a cabo en la clínica, para mantener los niveles adecuados de seguridad, ha enfatizado Moscoso.
 
Según ha detallado, la duración de una lipoabdominoplastia convencional es de aproximadamente 3 horas, mientras que una lipoabdominoplastia circunferencial dura cerca de 4 horas. Ambas tienen un día de hospitalización.
 
El dato
 
La lipoabdominoplastia es el principal procedimiento estético y reconstructivo que se realizan los pacientes de entre 35 y 60 años.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.