Redacción Médica Ecuador

Lunes, 09 de diciembre de 2019
07:59
Profesionales
NUEVA INVESTIGACIÓN
Una bacteria causante de la diarrea está mutando para propagarse en los hospitales
La nueva especie prospera con la dieta occidental
Miércoles, 14 de agosto de 2019, a las 10:17

Se identificado cambios genéticos en las especies de bacterias. Foto referencial.


Redacción. Quito
En el mayor estudio genómico realizado por científicos británicos, se ha descubierto que  la bacteria 'Clostridium difficile' puede evolucionar en dos especies separadas, con un grupo altamente adaptado para propagarse en los hospitales, según un artículo publicado en la revista 'Nature Genetics’.
 
Los investigadores han identificado cambios genéticos en las especies recientemente emergentes que les permiten prosperar con la dieta occidental rica en azúcar, evadir desinfectantes hospitalarios comunes y propagarse fácilmente.
 
Nitin Kumar, primer autor conjunto del Instituto Wellcome Sanger, ha señalado que este análisis genético a gran escala "ha permitido descubrir que la 'C. difficile' está formando actualmente una nueva especie con un grupo especializado para propagarse en entornos hospitalarios. Esta bacteria en particular se ha preparado para aprovechar las prácticas modernas de atención médica y las dietas humanas, incluso antes de que existieran hospitales”.
 
Esta bacteria es la principal causa de diarrea asociada a la toma de medicamentos en todo el mundo. Millones de bacterias “buenas” en el intestino mantienen el C. difficile bajo control, pero los antibióticos eliminan estas bacterias normales, dejando al paciente vulnerable a la infección, que puede llegar a causar inflamación intestinal y diarrea severa.
 
Tal y como los investigadores resaltan, a menudo se encuentra en entornos hospitalarios y forma esporas resistentes que le permiten permanecer en las superficies y propagarse fácilmente entre las personas, lo que convierte a esta bacteria en una carga importante para el sistema de salud.
 
Para llevar a cabo la investigación, se recolectaron y cultivaron 906 cepas de C. difficile aisladas de humanos, animales y el medio ambiente. Al secuenciar el ADN de cada una, comparar y analizar todos los genomas, descubrieron que estaba evolucionando en dos.
 
Además, vieron que esta especie constituía el 70 por ciento de las muestras de pacientes hospitalizados. El análisis ha revelado que, si bien esta cepa de C. difficile apareció por primera vez hace unos 76.000 años, la cantidad de cepas diferentes comenzó a aumentar a finales del siglo XVI, antes de la fundación de los hospitales modernos y desde entonces este grupo ha ido prosperando con muchas más cepas que se siguen adaptando y evolucionando.
 
“Esta investigación nos da una comprensión totalmente nueva de la evolución bacteriana y revela la importancia de la vigilancia genómica de las bacterias, que podría ayudar a comprender cómo evolucionan otros patógenos peligrosos al adaptarse a los cambios en los estilos de vida humanos y a la atención médica”, ha considerado Brendan Wren, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.