Redacción Médica Ecuador

Jueves, 12 de diciembre de 2019
19:15
Salud Pública
NUEVO TRATAMIENTO
El Luis Vernaza ya utiliza la crioablación en el tratamiento de la fibrilación auricular
6 pacientes fueron los primeros beneficiarios
Martes, 26 de noviembre de 2019, a las 13:08
Carlos Mantilla, Mnica Morn, Luis Hallon y Luis Bonilla.

Carlos Mantilla, electrofisiologo cardíaco; Mónica Morán, instrumentista quirúrgico; Luis Hallon, jefe Unidad de Arritmias; y Luis Bonilla, anestesiologo


Cristina Coello. Quito
A propósito del 455 aniversario del Hospital Luis Vernaza, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, ya se realiza un nuevo procedimiento, mediante crioablación para el tratamiento de la fibrilación auricular, una de las arritmias más comunes en el país y el mundo, ha informado Luis Hallón, jefe de la unidad de arritmias.
 
En entrevista con REDACCIÓN MÉDICA, Hallón ha detallado que la crioablación es una técnica avanzada en la que la fuente de energía aplicada es el frío y no el calor, como ocurre en el procedimiento convencional, habitualmente efectuado con radiofrecuencia.
 
“El mayor beneficio de esta técnica radica en que el tratamiento se realiza por congelación, en un solo impacto de energía, y de una manera más rápida y eficaz. La eficacia por frio y calor es igual, pero el primero con menos riesgos”, ha resaltado el especialista.
 
El procedimiento ya ha sido efectuado con éxito en 6 pacientes y están planificados al menos otros 5 procedimientos en los próximos días, ha informado el jefe de unidad.
 
“Es un orgullo recibir el primer equipo de crioablación en el país, lo que marca un hecho histórico para este hospital, donde tendrá un impacto masivo por el alto número de pacientes que requieren de este procedimiento”, ha mencionado Hallón.
 
La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y se caracteriza por la descoordinación del ritmo de contracción de la aurícula, lo que puede provocar trombos y embolias y desencadenar, por tanto, complicaciones cardiovasculares importantes.
 
El equipo
 
Según ha explicado Hallón, la aplicación del frío se consigue gracias a la introducción, por medio de un catéter, de un balón lleno de óxido nitroso. El equipo de especialistas lleva el dispositivo hasta la intersección de las venas pulmonares con la aurícula izquierda para así aislar e impedir la propagación del impulso eléctrico anómalo.
 
Una vez introducido el balón hasta el lugar preciso, “se procede a inflarlo y se consigue ocluir el orificio de la vena”, generando una ablación en todo el perímetro interno de la vena pulmonar, de ahí que no resulte necesario efectuar la ablación punto a punto, como en el caso de la radiofrecuencia, se ha especificado.
 
Al mismo tiempo, el balón inflado consigue cerrar durante todo el procedimiento la comunicación de la vena pulmonar con la aurícula, sin necesidad de movilizar el catéter durante la aplicación.
 
El dato
 
El aumento de la prevalencia de la fibrilación auricular se asocia también al envejecimiento de la población.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.