Redacción Médica Ecuador

Martes, 12 de noviembre de 2019
03:25
Salud Pública
DÍA INTERNACIONAL
En Ecuador aún falta promover la prevención del cáncer de mama
El auto examen no es la mejor forma de prevención
Miércoles, 23 de octubre de 2019, a las 15:13

Verónica Pérez, oncóloga y Ramiro Hidalgo, director médico de SOLCA.


Cristina Coello. Quito
Verónica Pérez, oncóloga de SOLCA Quito, ha considerado que aún no existe una campaña de prevención del cáncer de mama que permita disminuir los diagnósticos de la enfermedad en estadios clínicos III a IV, como sucede con frecuencia en la institución.
 
En entrevista con REDACCIÓN MÉDICA, la especialista se ha lamentado de las elevadas cifras de diagnóstico de cáncer de mama en estadio avanzado y eso “nos da una corta sobrevida en las pacientes”, ha dicho.
 
“Probablemente los tratamientos dirigidos van a mejorar la sobrevida” pero no todas las pacientes tienen acceso a las nuevas terapias, ni a las modernas pruebas de diagnóstico.
 
Si bien hay muchos avances en el tratamiento del cáncer de mama, “en el país es limitado el acceso a las pruebas moleculares y pocos medicamentos” para la mayoría de mujeres con ese tipo de neoplasias.
 
“No todas las pacientes pueden hacerse estudios genéticos y son además bastante costosos”, pero la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (SOLCA) tiene un “equipo multidisciplinario de mama, que una vez con el diagnóstico, evalúa con todos los profesionales y se discute el caso para decidir el mejor tratamiento”.
 
Según Pérez, con los últimos tratamientos “hay mejoría en la sobrevida global y en la sobrevida libre de progresión. Antes estaba basado solo en quimioterapia, hoy está dirigido a cada uno de los pacientes, dependiendo de las expresiones genéticas que presentan”, ha detallado.
 
Por otra parte, ha resaltado que la detección y tratamiento temprano intentan llevar a la enfermedad a la cronicidad, “porque no podemos hablar de una curación completa” y para ello ha insistido en que los profesionales de la salud “deben hacer los estudios, a la edad que corresponde”.
 
Por su parte, Ramiro Hidalgo, director médico de SOLCA Quito, ha sugerido que lo ideal es “captar pacientes con tumores no palpables” y que el objetivo del personal médico debe ser identificar “lesiones  microscópicas, en la mamografía”.
 
“SOLCA tiene equipos de última generación, ultrasonido de alta sensibilidad, que ayudan a detectar micro calcificaciones” y permite al personal especializado actuar a tiempo.
 
Hidalgo ha advertido que, “cuando una paciente ya detecta nódulos, existe mayor posibilidad de que ya exista un cáncer avanzado” y por ello ha resaltado que en la institución se realizan campañas de educación sobre factores de riesgo y otros síntomas de alerta dirigido a las mujeres.
 
“Por supuesto no todo tumor que se palpa es cáncer, también hay mastopatía fibroquística, fibrosis adenoma, fibroadenoma, tumores benignos, etc. Por ello las mujeres deben conocer los síntomas de alarma, pero solo el auto examen no es la mejor forma de prevención, no salva vidas”, ha insistido.
 
Otros datos
 
El de mama es el tumor más frecuente en el mundo y en Ecuador constituye la tercera causa de muerte por cáncer en mujeres.
 
Afecta principalmente a mujeres de entre 55 a 70 años.
 
Cada año, solo en SOLCA Quito se diagnostican y/o tratan alrededor de 380 casos nuevos de cáncer de mama.
 
SOLCA Quito ha determinado que en sus pacientes, el cáncer tiene una sobrevida del 98 por ciento cuando se identifica en estadio 1.


Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.