Redacción Médica Ecuador

Martes, 12 de noviembre de 2019
03:54
Salud Pública
DÍA MUNDIAL
Las quemaduras tienen varias opciones de tratamiento en la Seguridad Social
El manejo del paciente quemado es multidisciplinario
Martes, 29 de octubre de 2019, a las 11:48
ngel Vsquez, cirujano plstico del HCAM.

Ángel Vásquez, cirujano plástico del HCAM.


Cristina Coello. Quito
En el marco del Día Internacional de Prevención de las Quemaduras (26 de octubre), el cirujano plástico Ángel Vásquez, del Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM) ha comentado que hoy en día se encuentran disponibles varias opciones terapéuticas tanto para las quemaduras superficiales como para las graves y profundas.
 
En el HCAM, desde el 2017, se recibe cada mes de tres a cinco pacientes con quemaduras grandes, lo que equivale a una afectación de más del 25 por ciento de la superficie corporal, ha informado el médico tratante de la unidad de quemados.
 
Para esos casos, el hospital de la Seguridad Social ha utilizado principalmente el xenoinjerto, la denomina ‘dermis porcina’, que entre sus beneficios está ampliar el espacio para las curaciones de un paciente con quemaduras intermedias y profundas.
 
“Antes las curaciones debían hacerse cada 48 horas, lo que implicaba que se ocupe más espacio en quirófano. Adicionalmente, no se podía controlar bien el sangrado. Con esta dermis completamente estéril, la persona puede permanecer una semana sin ingresar a quirófano, se  evita la pérdida de líquidos y proteínas y la  herida se cicatriza más rápido, pero sobre todo ayuda a controlar el dolor”, ha detallado Vásquez.
 
El cirujano ha añadido que la lámina de dermis porcina es temporal y posee todos los estudios para que sean usados en humanos. Ésta se adhiere sobre la piel afectada y no han registrado reacciones adversas producto de su colocación.
 
También se utilizan “matrices dérmicas (sintética) que restablecen la piel perdida por una quemadura grave y es necesario un soporte para zonas de flexión, que son productos que no todas las unidades las tienen”, ha añadido.
 
A eso se suma el injerto fino de piel antóloga del propio paciente para “evitar retracciones, fibrosis o cordones que impiden la funcionalidad del miembro”, tras una quemadura grave.
 
Aunque hay temporadas en las que se registra mayor ingreso de pacientes con quemaduras, como fin de año (por pirotecnia), el especialista ha alertado de mayores ingresos de menores de edad. Al  mes se atienden de ocho a 10 niños, por lo cual ha solicitado al primer nivel insistir en la prevención de quemaduras por líquidos hirvientes principalmente.
 
Vásquez ha insistido en que los profesionales que atienden estos casos en primera instancia que deben hacerlo “hasta donde les corresponda y derivar a un centro de mayor complejidad, porque muchas quemaduras son en primera instancia intermedias y evolucionan después a profundas y lo oportuno es evitar las secuelas cicatrizales”.
 
El dato
 
En el HCAM se realizan de 36 a 40 cirugías promedio al mes. Se registran 2.200 consultas ambulatorias al año.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.