Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 16 de octubre de 2019
13:18
Salud Pública
RED ECUATORIANA DE FE
Líderes religiosos apoyan aborto en casos de violación en Ecuador
Ya han entregado su manifiesto a la Asamblea Nacional
Miércoles, 17 de julio de 2019, a las 14:48
Josu David Berr, Mnica Maher y Jos Ignacio Lpez Vigil, miembros de la Red Ecuatoriana de Fe.

Josué David Berrú, Mónica Maher y José Ignacio López Vigil, miembros de la Red Ecuatoriana de Fe.


Jonathan Veletanga. Quito
En rueda de prensa la Red Ecuatoriana de Fe, conformada por líderes, lideresas y miembros de distintas comunidades religiosas cristianas evangélicas, ha declarado su apoyo a la interrupción voluntaria del embarazo en caso de violación.
 
“Estamos desafiados frente a los altos niveles de violencia sexual, física y psicológica que se ejerce contra las mujeres y niñas en Ecuador. Reconocemos que situaciones extremas como una violación pueden resultar en un embarazo forzado. Frente a esta tragedia consideramos nuestro deber ético acompañar a la victima con respeto y compasión, apoyarla en la escucha a su conciencia y el discernimiento de sus opciones, incluyendo la interrupción voluntaria del embarazo como una elección legítima”, ha señalado Mónica Maher, reverenda pastora de la Iglesia Unidad de Cristo, en nombre de toda la Red Ecuatoriana de Fe.
 
Apoyamos la legislación que no obstaculice a las víctimas de violación a actuar según su conciencia informada, base de la dignidad humana”, ha enfatizado.  
 
Por su parte, Josué David Berrú, miembro de la Iglesia Evangélica Luterana del Ecuador, ha señalado que este manifiesto ya ha sido entregado a la Asamblea Nacional, donde próximamente se llevará a cabo el segundo debate del proyecto de reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP), que plantea entre sus propuestas, el aborto no punible en cinco causales: violación, estupro, incesto, inseminación no consentida y graves malformaciones del feto.
 
“Nos vemos avocados a responder a las cifras alarmantes de violencia que las mujeres y niñas están viviendo en nuestro país. Por ello, es nuestro deber ético y religioso apoyar a las víctimas y, de acuerdo a su conciencia informada, permitir que tomen decisiones libres sobre sus derechos sexuales y reproductivos. Esto en lo absoluto se contradice con el mensaje del evangelio”, ha sostenido Berrú, quien ha agregado que el mensaje de la Red es “claro y comprometido con los derechos de las mujeres”.
 
Según ha señalado, 20.052 niñas menos de 14 años fueron violadas y obligadas a parir en la última década en Ecuador.
 
Además, según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), más de 380 mil mujeres han sido victimas de violación en el país. Asimismo, en la Fiscalía se denuncia 14 violaciones diarias a mujeres y 3 violaciones a niñas. Cada año se registra alrededor de 2.960 niñas embazadas producto de violación, según el COIP, que son atendidas en el Sistema de Salud y 2.000 dan la luz del violador, lo que equivale a 8 niñas que paren de violadores a diario. 387 mujeres han sido judicializadas y hasta presas por solicitar atención el sistema de salud por aborto en curso.
 
El argumento de esta postura
 
José Ignacio López Vigil, teólogo y biblista, adherente a la Red Ecuatoriana de Fe, ha indicado algunas de los fundamentos de esta postura.
 
Por ejemplo, que en ninguno de los 31 mil versículos de la Biblia se condena la interrupción del embarazo; Jesucristo y ninguno de los apóstoles tampoco dijeron nada sobre el aborto.
 
La única mención del aborto en la Biblia sería cuando éste resulta de una riña en la que un hombre golpea a una mujer encinta y la hace abortar. Sin embargo, este problema se resolvía con una simple multa impuesta por el marido de la mujer golpeada. Pero si esta moría, entonces era ‘vida por vida’. “Claramente en las leyes bíblicas la vida de la mujer vale muchísimo más que la del feto”, ha dicho López.
 
Asimismo, ha indicado que los “mejores teólogos” de la iglesia católica: San Agustín, San Buenaventura y Santo Tomás de Aquino, aceptaban el aborto en las primeras semanas de fecundación porque consideraban que en esa etapa temprana no había alma viva.
 
También que el mandamiento ‘no matarás’ se refiere a los varones israelitas adulto que no cumplían la ley, más no a los fetos. Entre otros fundamentos.
 
Desde la sociedad civil
 
Virginia Gómez de la Torre, directora de Fundación Desafío, ha dicho que desde la sociedad civil ven con mucho entusiasmo esta declaración porque está apegada a los derechos de las mujeres y muestra que existen diferentes expresiones desde la religiosidad. Por ello, “es un deber ético que los asambleístas consideren esta declaración también”.  

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.