Redacción Médica Ecuador

Miércoles, 17 de julio de 2019
04:32
Salud Pública
JORNADAS DE CAPACITACIÓN
Mayor mortalidad y sobre diagnóstico del cáncer de tiroides inquieta a investigadores
Este tipo de neoplasia crece en Sudamérica y afecta a más a mujeres
Miércoles, 03 de julio de 2019, a las 16:35
Juan Pablo Brito, endocrinlogo.

Juan Pablo Brito, endocrinólogo.


Cristina Coello. Quito
El grupo de investigación de Cáncer de Tiroides en Latino América (CaTaLiNA) ha determinado que el Ecuador tiene la más alta tasa de mortalidad por cáncer de tiroides y también registra una elevada incidencia de este tipo de neoplasias, ha señalado Juan Pablo Brito, endocrinólogo de Mayo Clinic.
 
En entrevista con REDACCIÓN MÉDICA, el especialista también ha mencionado que el país está entre los de mayor incidencia de la enfermedad en el mundo, después de Corea del Sur e Italia.
 
Esa estadística ha llevado a los especialistas a plantearse las posibles causas y tratamiento del fenómeno, para lo cual el Hospital Eugenio Espejo desarrollará la Jornadas de Endocrinología y el Primer Encuentro Multidisciplinario Teórico- Práctico en Cáncer De Tiroides, el 11 y 12 de julio.
 
Brito participará en el evento científico gratuito, dirigido a los profesionales de la salud, pero ha señalado que a nivel global también se ha registrado un aumento de la incidencia de esta enfermedad. No obstante, la estadística en el país llama la atención.
 
“No parece existir un factor de riesgo nuevo, aparentemente el cáncer de tiroides siempre estuvo presente, pero ahora lo podemos encontrar más fácilmente”, refiriéndose a las pequeñas masas que antes no podían ser palpadas, pero que ahora con el uso de tecnología, como el ultrasonido, se los puede encontrar, lo cual “no siempre es deseado”, ha aclarado.
 
El especialista de Mayo Clinic, ha considerado que en el Ecuador “hay sobrediagnóstico de cáncer de tiroides”, pero eso “no cambia la sobre vida de pacientes, ellos pueden vivir sin operación, ha asegurado.
 
La elevada mortalidad en pacientes ecuatorianos aún no tiene una explicación ya que no son diagnosticados tardíamente ni son más grandes los tumores, por eso “se requiere mucha investigación”, ha considerado Brito.
 
Aun así, el especialista tiene la hipótesis de que la mortalidad está ligada a “la calidad del cirujano” o que “tal vez, estamos juzgando mal cómo la gente se está muriendo”.
 
Precaución con la tecnología
 
Brito ha asegurado que no se requiere un ultrasonido de cuello “a menos que tengan ciertas indicaciones” y síntomas. Al cumplir esa guía “disminuiríamos este sobre diagnóstico” pero además, ha advertido que “no todos los pacientes con cáncer requieren una cirugía que retire toda la tiroides”.
 
“Tal vez solo se requiere una cirugía parcial, usar otras técnicas que se están ofreciendo en el país o la vigilancia activa (en nódulos de hasta un centímetro).
 
Hay una confusión sobre la “función de la tiroides, muchas veces cuando ven que no está funcionando (hipotiroidismo), automáticamente mandan un ultrasonido y no tiene nada que ver”. De allí que el especialista ha sugerido “no hacer tamizaje en pacientes que no tienen síntomas de cáncer de tiroides” y evitar la realización de ultrasonidos innecesarios.
 
Por otro lado, Brito ha recalcado que la función del médico es tratar de descubrir lo mejor para el paciente, “proponer opciones terapéuticas y ayudar al paciente a escoger la más adecuada”.
 
Síntomas
 
El grupo de pacientes que requieren atención, según Brito, son aquellos que tienen una masa palpable en el cuello, dificultad para tragar, cambio en la voz y una historia familiar de al menos dos casos de cáncer de tiroides.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.