Redacción Médica Ecuador

Sábado, 17 de agosto de 2019
10:44
Salud Pública
EN TRES CONTINENTES
Salud de millones personas en riesgo por agua contaminada
ONU alerta del aumento de patógenos en los ríos de África, Asia y América Latina
Miércoles, 31 de agosto de 2016, a las 10:50
Jacqueline McGlade, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Jacqueline McGlade, Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.


Redacción. Nairobi
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha informado que el agua contaminada amenaza la salud de cerca 25 millones de personas en América Latina, 164 millones en África y 134 millones en Asia, debido a la alta presencia de patógenos en el líquido vital.

Para la ONU la presencia de microorganismos patógenos y polución ha aumentado en más de un 50 por ciento en los ríos de tres continentes, especialmente en Asia, lo que pone en riesgo de contraer enfermedades alrededor de 323 millones de personas en África, Asia y América Latina.

En este contexto el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma) ha alertado sobre esta problemática, debido a que el cólera y la fiebre tifoidea son algunas de las enfermedades mortales que cientos de millones de personas podrían contraer por la falta de tratamiento de las aguas superficiales en estas zonas del planeta.

“El creciente volumen de aguas residuales que se vierten a nuestras aguas superficiales es muy preocupante. El acceso a un agua de calidad es esencial para la salud y el desarrollo humano. Ambos están en riesgo si no somos capaces de parar esta contaminación”, ha indicado Jacqueline McGlade, directora científica del Pnuma.

De acuerdo a lo informado, la contaminación y la alta presencia de patógenos afecta a una cuarta parte de los tramos fluviales de América Latina, del 10 al 25 por ciento de los ríos africanos y a la mitad de los torrentes de Asia.

Según el Pnuma alrededor de 3,4 millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades asociadas a la presencia de residuos humanos en el agua, tales como cólera, fiebre tifoidea, hepatitis infecciosa, poliomielitis, criptosporidiosis, ascariasis y enfermedades diarreicas. Además la contaminación orgánica severa, que se produce cuando grandes cantidades de compuestos orgánicos se liberan en los cuerpos de agua, afecta a alrededor de uno de cada siete kilómetros de los tramos fluviales de los tres continentes. Al descomponerse, los residuos orgánicos eliminan el oxígeno de ríos y lagos, algo que es letal para la pesca.

El Pnuma asegura que el crecimiento demográfico, de la actividad económica, la expansión e intensificación de la agricultura y el aumento del volumen de aguas residuales no tratadas son las principales razones detrás del incremento de la contaminación del agua en Asia, África y Latinoamérica.

Sin embargo, “todavía hay tiempo para hacer frente a la contaminación del agua. Es necesario mejorar la monitorización, especialmente en los países en desarrollo, para comprender la magnitud del problema en todo el mundo y poder identificar los puntos más críticos. Una vez que se hayan realizado evaluaciones exhaustivas, hay muchos métodos viejos y nuevos que pueden ayudar a reducir la contaminación en la fuente, tratar las aguas contaminadas antes de que entren en los cuerpos de agua, reciclar las aguas residuales para el riego y proteger los ecosistemas. No hay duda de que tenemos las herramientas necesarias para enfrentar este problema, que se agrava cada día”, aseveró McGlade.

“Ahora es el momento de utilizar estas herramientas para combatir esto que lentamente se está convirtiendo en una de las principales amenazas para la salud y el desarrollo humano en todo el mundo.”, concluyó.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.