Redacción Médica Ecuador

Viernes, 19 de octubre de 2018
13:22
Salud Pública
PATOLOGÍA NEONATAL
Simil Exit para corregir malformación durante el parto en el Hospital de Niños Roberto Gilbert
Es importante el control prenatal para un diagnóstico oportuno
Miércoles, 13 de junio de 2018, a las 09:24
https://www.redaccionmedica.ec/contenido/images/doctor-bauer%281%29.jpg

Eduardo Bauer, coordinador de docencia  del complejo hospitalario Alejandro Mann.


Cristina Coello. Quito
El equipo de Medicina fetal del Complejo Hospitalario Alejandro Mann, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, ha resuelto con éxito tres casos de malformación congénita usando la técnica Simil Exit, para corregir la Gastrosquisis.
 
Esa malformación congénita se produce intra útero en la pared abdominal del feto y hace que los intestinos e incluso otros órganos se desarrollen fuera de su abdomen. Se la detecta entre las 12 y 14 semanas de gestación mediante una simple ecografía.
 
Eduardo Bauer, gineco obstetra y coordinador de Docencia e Investigación del complejo hospitalario, ha explicado a REDACCIÓN MÉDICA que la gastrosquisis es una enfermedad rara y se estima un reporte de 5 casos por cada 10 mil nacimientos.
 
La mayor incidencia se registra en embarazos adolescentes y sus riesgos están atribuidos a la inmadurez del neonato, “ya que el embarazo tiene que ser interrumpido entre las 32 y 34 semanas, lo que conlleva complicaciones propias de su prematurez, pudiendo aumentar la morbi mortalidad” del niño.
 
En el complejo han realizado este último año 3 cirugías con éxito usando la técnica Simil Exit, sin embargo, Bauer ha enfatizado que “no todos los niños califican” para ella, por lo cual se usan también otras técnicas.
 
El equipo de cirujanos integrado por ginecólogos, cirujanos pediatras, neonatólogos, ecografistas, anestesiólogos, tecnólogos en anestesia, trabajadora social, enfermeras y psicólogos intervienen en este proceso.
 
Técnica Simil Exit
 
La técnica, que a nivel de Sudamérica se la realiza desde el 2007, consiste en hacer la cirugía dentro del trabajo de parto, cuando se extrae al neonato del vientre materno. “Se hace una cesárea tradicional, pero se lo coloca al bebé en el muslo de la madre, sin cortar el cordón umbilical para mantener la circulación materno fetal”.
 
“El procedimiento se lo realiza en 6 minutos, tiempo que dura la circulación de a través del cordón umbilical”, ha explicado Bauer.
 
Según el especialista el niño no necesita anestesia ya que recibe la usada en la madre a través del cordón.  Aquí el cirujano pediatra realiza el procedimiento para corregir la evisceración (exposición) de los intestinos del bebé y luego se corta el cordón umbilical, ha añadido.
 

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información que ayuda a optimizar su visita. Las cookies no se utilizan para recoger información de carácter personal. Usted puede permitir su uso o rechazarlo, también puede cambiar su configuración siempre que lo desee. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies.